domingo, 9 de septiembre de 2012

Condenado a muerte vicepresidente de Irak, Tariq al Hashimi, refugiado en Turquía

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Como epílogo de una serie de acusaciones en contra de Tariq al Hashimi, vicepresidente de Irak, fue la sentencia a muerte emitida hoy por el Consejo Judicial Supremo de Iraq.

Difícil saber qué hay detrás de esta sentencia. El condenado, quien se encuentra refugiado en Turquía,  alega conflictos político-religiosos entre la mayoría chiita que se encuentra representada en la persona del presidente del país, Nuri Al Maliki, y la minoría suní, representada por el vicepresidente.

Ya antes un tribunal había sentenciado a Al Hashimi por 150 ataques contra fuerzas de seguridad y población civil. En mayo de este año la Interpol recibió una orden de búsqueda del fugitivo.

Tariq al Hashimi, debe morir en la horca.

Informa CNN

El vicepresidente suní de Iraq, Tariq al Hashimi, quien se encuentra prófugo desde hace meses, fue sentenciado a muerte este domingo, informó un funcionario.

Al Hashimi fue condenado a la horca «porque estuvo involucrado directamente en el asesinato de una abogada y un general del Ejército iraquí», dijo Abdul Sattar al Berqdar, vocero del Consejo Judicial Supremo de Iraq.

«Hay otros cargos contra al Hashimi, pero este es uno de los cargos por los que fue condenado», dijo al Berqdar.

Al Hashimi niega las acusaciones, incluida una de dirigir escuadrones de la muerte, y en febrero pasado se refirió a éstas como una «comedia negra».

«Todo el mundo sabe que mi caso es un caso políticamente motivado, de principio a fin, y que los cargos contra mí son fabricados y alejados de la verdad», dijo al Hashimi en mayo.

La sentencia de muerte aviva la controversia alrededor del destacado político musulmán suní, quien acusa al primer ministro chiita de Iraq, Nuri al Maliki, de llevar al país a un conflicto religioso.

La orden de arresto en contra de al Hashimi fue emitida poco después de que su partido, Iraqiya, anunció que boicotearía el Parlamento, con el argumento de que al Malki lo marginó de las decisiones.

Desde entonces, su partido de mayoría suní puso fin a su boicot, aunque al Hashimi permanece fugitivo.

Uno de sus aliados políticos dijo este domingo que no recibió un juicio justo porque no estaba en Bagdad.

Nada al-Jbouri, un legislador del bloque Iraqiya, también criticó el momento en que se da la sentencia: «mientras Iraq se preparar para una gran reconciliación nacional en un futuro cercano, para lograr la estabilidad en este país».

«Esto no ayudará», consideró.

La Corte Criminal Central de Iraq emitió la sentencia para al Hashimi y su yerno, Ahmed Qahtan, quien tampoco está detenido.

Las condenas no son finales y pueden apelarse, dijo el vocero del Consejo Judicial a CNN.

Interpol emitió una «alerta roja» por al Hashimi en mayo, «por sospecha de guiar y financiar ataques terroristas en el país».

La alerta fue dirigida a los 190 países que pertenecen a la organización internacional policial con el fin de ayudar a localizarlo y arrestarlo, bajo solicitud de las autoridades iraquíes.

Aparentemente no ha sido tomada ninguna medida de arresto contra al Hashimi desde que la nota de Interpol fue emitida hace meses.

Ahora vive como invitado del gobierno de Turquía, en Estambul. Antes residía en la región semiautónoma de Iraq, Kurdistán, y también viajó a Arabia Saudita y Qatar por invitación de esos gobiernos.

En febrero, el máximo comité judicial de Iraq acusó al equipo de seguridad de al Hashimi de realizar 150 ataques contra las fuerzas de seguridad y civiles entre 2005 y 2011.

Al Hashimi afirmó que el consejo de nueve jueces estaba bajo control del gobierno central dominado por la mayoría chiita y negó los cargos.

Al parecer, las acusaciones en su contra están basadas en supuestas confesiones de tres hombres, identificados como sus guardias de seguridad. La televisión estatal iraquí transmitió las declaraciones videograbadas en diciembre, pero CNN no ha podido verificar independientemente las identidades de los hombres.

Entre esos mensajes, un hombre detalló ataques en caminos y tiroteos en contra de las autoridades de seguridad del gobierno en 2009.

La persona dice que las órdenes llegaron directamente de al Hashimi y a veces de su yerno, Qahtan, quien también es un alto oficial de su equipo.

Al Hashimi no respondió inmediatamente a la sentencia de este domingo.

Foto: Reuters