lunes, 10 de septiembre de 2012

Corte Superior de Quebec dictamina que la provincia puede mantener el registro de armas largas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Escopeta registro de Armas Largas

Quebec tiene derecho a mantener la información del registro nacional de armas largas que Ottawa abolió en la primavera pasada, según concluyó la Corte Superior de Quebec en una decisión publicada este lunes.

El juez Marc-André Blanchard declaró inoperante el artículo 29 de la Ley sobre la Abolición del Registro de Armas Largas, que prevé la destrucción de toda la información concerniente a los residentes de la provincia.

Ottawa debe transferir esta información desde ahora hasta los próximos 30 días al gobierno de Quebec, según dijo el magistrado. Deberá también registrar las informaciones habituales sobre las armas de fuego sin restricción, hasta que la transferencia sea hecha.

Quebec había pedido esta medida permanente con el objetivo de tener su propio registro de armas de fuego.

Después de haber acordado una orden de salvaguarda y una medida interlocutoria provisoria en el gobierno de Quebec –en abril- el juez Marc-André Blanchard escuchó los argumentos de las partes sobre el fondo del litigio, entre el 11 y el 13 de junio.

La abolición del registro de armas largas fue aprobada el 15 de febrero por el Parlamento. El Senado dio su visto bueno el 4 de abril. 

El Ministerio de Justicia decidió, antes, apelar ante los tribunales, para que los datos no fueran destruidos inmediatamente. El juez Blanchard decidió a favor de este argumento.

Quebec dijo que la medida era inconstitucional. Ottawa alegó que la provincia tenía el derecho de crear su propio registro pero que no podía utilizar los datos que se manejaban en el campo federal.

La provincia entonces sostuvo que la destrucción de los datos, previsto por el artículo 29 de la ley, era “injusta” para los contribuyentes québécois, que dieron dinero a través de sus impuestos para la construcción de la base de datos.

El ministro de Justicia, Jean-Marc Fournier, quien sigue en el puesto mientras se organiza el gobierno de Pauline Marois, pidió a Ottawa en la primavera ayudar a Quebec en este expediente, pero lo hizo en vano. Alegó que la posición defendida por el Gobierno Federal opacaba el buen funcionamiento del federalismo canadiense.

Foto: Flickr – CherryPoint