lunes, 10 de septiembre de 2012

Ecuatoriano secuestrado por la guerrilla del ELN escapó de su cautiverio

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Después de dos años secuestrado por la guerrilla colombiana del ELN (Ejército de Liberación Nacional), Orlando Ibarra Sarmiento escapó de su cautiverio junto con un guerrillero que desertó a la agrupación.

Ibarra Sarmiento es un ecuatoriano que fue secuestrado por el ELN en la ciudad colombiana de Ipiales la noche del 2 de agosto del 2010, cuando salía de la empresa de trasporte Transcomerinter, de su propiedad.

Cuenta que su padre fue asesinado, a pesar de haber pagado su rescate.

Ibarra Sarmiento fue diputado del parlamento ecuatoriano, pero fue destituido junto a otros 56 legisladores por «atentados» a la consulta popular que impulsaba en ese momento Rafael Correa, presidente de Ecuador.

La información de EFE y AP:

Orlando Sigifredo Ibarra Sarmiento desciende de un avión en una base militar en Bogotá, Colombia, el lunes 10 de septiembre de 2012 después de fugar de sus captores en algún lugar del sur de Colombia. Orlando Ibarra, que fue secuestrado hace dos años por el Ejército de Liberación Nacional, escapó junto a uno de sus captores, un guerrillero del ELN que desertó de manera negociada con la Armada Nacional de Colombia.

En sus primeras declaraciones, Ibarra ha dicho que permaneció encadenado cerca de año y medio, y que su padre fue asesinado por la guerrilla después de haber pagado su rescate. “Luego de que pagó el rescate siguieron pidiendo más dinero, o sea una gente muy ambiciosa no por la lucha de los pobres sino por el dinero”.

“Dios siempre estuvo conmigo. La comida de un simple campesino, el trato fue obviamente encadenado, los primeros días fue encadenado hasta el 5 de julio de 2012, hasta yo me iba ganando la confianza. Gracias a Dios me iba ganando la confianza y yo era ya como uno más de ellos”, comentó.

Sobre cómo logró fugarse, Ibarra recordó que el domingo se iban a movilizar de un campamento a otro y estaban marchando cuando “salió un compañero, un enviado de Dios… y me dijo ‘hermano, ¿quiere irse para su casa?’. Entonces le dije ‘hermano, no me mame gallo (no se burle de mí) porque usted no lo va a hacer’. Y me dijo ‘hagámoslo’”

Ibarra relató que entonces comenzaron a caminar hasta llegar a un lugar donde había señal de celular “y nos comunicamos a un celular que la Armada tiene por radio… No demoraron el Ejército y la Armada en llegar”.

Orlando Ibarra Sarmiento, ex diputado del PRIAN, es uno de los 57 legisladores que fueron destituidos por el Tribunal Supremo Electoral en marzo de 2007, acusados de atentar contra la consulta popular impulsada por el Presidente Rafael Correa, y que posteriormente fueron reemplazados por sus suplentes. Es natural del Carchi, tiene 39 años de edad, era un administrador de empresas de transporte y fue secuestrado la noche del 2 de agosto de 2010 cuando salía de su oficina, en Ipiales, de la empresa de transporte pesado Transcomerinter, que tiene filiales en algunos países de América del Sur, y de la cual es propietario.

Llegaron ahí (a su oficina) unos cuatro o cinco tipos encapuchados y me llevaron en una camioneta. Eso fue en cuestión de segundos”, ha recordado Ibarra en una rueda de prensa en el occidente de la capital colombiana.

“Tuve la oportunidad de pasar la experiencia de 770 días en cautiverio, privado de la libertad y también mirar toda la injusticia que hacen, en este caso los señores del ELN, contra el campesino, porque es una injusticia… uno como ser humano y como hermanos que somos todos, se siente muy triste, muy apenado, y a la vez muy feliz porque Dios siempre estuvo conmigo”, añadió Ibarra, quien estuvo acompañado por el embajador de Ecuador en Colombia, Raúl Vallejo.

Desde el secuestro, la familia era víctima de un acoso constante. En junio de 2011, en horas de la madrugada, un aparato explosivo detonó en las afueras de Transcomerinter en Ipiales. Autoridades colombianas atribuyeron el atentado al grupos irregulares que hacían presión para que la familia del empresario pague un rescate por él.

El 31 de enero de este año, el padre de la víctima, Sigifredo Ibarra Enríquez, fue asesinado de cinco tiros presuntamente por los mismos secuestradores.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo este lunes esperar que el ecuatoriano sea trasladado lo “más pronto posible” a su país, tras dos años de secuestro en Colombia.

El secuestro fue atribuido a rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla en importancia de Colombia, que lo mantuvo cautivo en la misma zona de frontera.

La Armada colombiana explicó que la puesta en libertad del ecuatoriano se logró luego de que un integrante del grupo insurgente aceptara la propuesta que le hicieron miembros de esta fuerza para que facilitara la fuga de Ibarra y se presentará con él ante las tropas.

Foto: captura de pantalla