viernes, 14 de septiembre de 2012

Bajo nivel de las aguas en el río Saint-Laurent en Montreal impacta supervivencia de ciertas especies

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

El saint Laurent desde Montreal

El seco invierno generó un impacto mayor en el río Saint-Laurent que, en la región de Montreal bate el récord de bajo nivel del agua. Menos agua, menos pescados: una situación que repercute hasta en Quebec.

El sector de la capital no sufre de la misma sequía que se registra en la urbe montrealesa, porque este se beneficia del aporte de las mareas.

Sin embargo, esta realidad sí repercute gradualmente hasta el lago Saint-Pierre, pasando de algunos metros de amplitud a pocos centímetros en este límite, explicó André Carpentier, del Centre d’expertise hydrique del Ministerio de Desarrollo Durable.

En Montreal, el nivel medio del río en agosto era el más bajo desde 1967, año en el que la construcción de la isla Sainte- Hélène modificó el ambiente.

Impacto en la supervivencia de las especies

Stéphane Masson, coordinadora científica del Aquárium de Quebec, indica que el efecto de las bajas aguas en la fauna acuática se siente hasta en la isla de Orleans, que marca la zona límite ente las aguas dulces y saladas, reseña La Presse.

“Esto tiene un impacto mayor en la distribución, la abundancia y la supervivencia de ciertas especies, sobre todo cuando llega el otoño, porque hay patrones de migración recurrentes cada año”, dijo.

De esta manera, los pescados de agua fría como el dorado, que son normalmente visibles a principios de mes en la pesca que se realiza en Saint-Nicolas, están casi ausentes en este momento. Al contrario, las especies de agua caliente que deberían estar yéndose, todavía están presentes y en gran número.

Según Masson, hay un efecto en la reproducción, aunque esta puede darse entre las cohortes de ciertas edades. El problema se presenta más marcado cuando estas cohortes están en edad de reproducirse, tres o cuatro año más tarde.

Especialistas preocupados

El bajo nivel del agua actual resulta un efecto combinado de un invierno con poca nieve y de una llegada prematura de la primavera y de pocas lluvias a comienzos del verano. Esta realidad preocupa a toos los especialistas, destacó por su parte Steve Garceau, del Ministerio de Recursos Naturales y de la Fauna.

Mientras que el agua disponible se concentra en el canal de navegación, las entradas se secan. Varias especies van a crecer en estas zonas. Es también el medio de vida para los pequeños pescados que sirven de alimento para los más grandes.

Los investigadores no saben cuál será la consecuencia real de esta situación. Se pregunta cuál será el efecto combinado con lo ocurrido en el año 2010, cuando también se registraron bajos niveles de agua y en 2011 en el que, al contrario, se produjeron inundaciones.

Se trata de otra señal de los cambios climáticos. ¿Su repercusión se dará al largo plazo? La respuesta  no se conoce aún.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. – Noticias Montreal