lunes, 17 de septiembre de 2012

Colectivo Educación sin Fronteras exige al gobierno educación gratuita para hijos de inmigrantes sin estatus

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Escuela en Ahuntsic educación para hijos de inmigrantes sin estatus en Canada

El Colectivo Educación sin Fronteras (CESF) exige al nuevo gobierno de Quebec acceso a la educación gratuita para todos, sin importar el estatus migratorio de sus padres. Pide a todos los partidos políticos (PQ, PLQ, CAQ y QS) “entender el hecho de que todos los infantes merecen y deben ir a la escuela, sin distinción”.

El CESF trabaja con inmigrantes que tienen problemas de acceso a la educación. El número de personas afectadas por esta realidad, dice el colectivo, es difícil de establecer. Sin embargo, estima que al menos varios centenares de niños nacidos fuera de Canadá y sin estatus legal en el país, no tienen acceso al colegio en Quebec. Ha enviado cartas a cada comisario de las cinco comisiones escolares de Montreal y a todos los partidos políticos, según indican a través de un comunicado de prensa.

“Tememos que estos niños crezcan olvidados en medio del nuevo gobiermo”, dijo Linda Guerry, investigadora en la UQAM y madre de un niño, comprometida con el CESF. “En una sociedad que se dice solidaria e igualitaria, toda persona, sin importar su estatus migratorio, debería tener derecho a una educación gratuita a todos los niveles, desde la guardería hasta la universidad, como sucede en numerosos países”.

El acceso a la educación sin descriminación está previsto en numerosos instrumentos internacionales de protección de los derechos humanos, a los cuales está suscrito Canadá”, indicó Judith Rouan, organizadora comunitaria y madre de tres pequeños escolarizados, además de ser miembro del colectivo. “Numerosos países en el mundo tienen leyes y mecanismos que protegen el derecho de la educación a las personas sin estatus migratorio. En algunos países de Europa no se pide ningún documento para la inscripción en la escuela. En Estados Unidos, las instituciones no pueden negar la admisión a un niño por su estatus migratorio”.

A juicio del colectivo, la ausencia de dispositivos claros respecto al acceso a la educación de estos niños genera situaciones discriminatorias.

« ¿Cómo no puede estar indignado por la situación québécoise donde es exigida una residencia legal para dar acceso al colegio gratuito y donde las instituciones aceptan niños sin estatus en condición de que paguen derechos de escolaridas de 5.000 a 6.000 dólares?, dijo Rouan.

El CESF es un colectivo iniciado por Solidaridad sin Fronteras que “busca hacer de la región montralesa un espacio donde los inmigrantes sin estatus puedan tener acceso a los servicios esenciales, como salud, educación y alimentos.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. – Noticias Montreal