martes, 18 de septiembre de 2012

Chile celebra sus Fiestas Patrias bailando cueca, al son de un “Chile Lindo”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Chile celebra hoy sus Fiestas Patrias con distintos eventos. Temprano se realizó en la Catedral Metropolitana el tradicional Tedeum ecuménico, con la asistencia del presidente Sebastián Piñera, todo su gabinete y altas autoridades de país.

El Monseñor Ricardo Ezzati durante su homilía resaltó “la falta de confianza en las instituciones políticas”. Esta desconfianza, dijo, “corta la trama del tejido humano” y “se presta para que aparezcan formas de violencia”.

Después del Tedeum se llevó a cabo en el Palacio de la Moneda el tradicional esquinazo. Allí,el presidente Piñera llamó a todos los chilenos que celebren estas Fiestas “como se lo merecen, con alegría y entusiasmo, pero también con prudencia y moderación”.

Aparte de las formalidades oficiales, la verdadera fiesta se desarrolla en cada pueblo, en cada rincón de Chile. Siempre con buena disposición para el jolgorio, el vinito, las empanadas, ya sea en una ramada popular o en casa, echando un pie con la cueca, amenizada con un “Chile Lindo”.

Presidente Piñera llama a la unidad y a celebrar con “moderación”

El Presidente Sebastián Piñera reiteró el llamado a la unidad y a celebrar con “moderación” durante Fiestas Patrias, tras participar del tradicional Tedeum ecuménico en la Catedral Metropolitana y de ofrecer un vino de honor en La Moneda.

“Quiero pedirles que celebremos estas Fiestas Patrias con alegría, con entusiasmo y también con prudencia y moderación. Ya son muchos los chilenos y chilenas que han perdido la vida en estas Fiestas Patrias, y no queremos que eso aumente. Quiero pedirle a mis compatriotas que en estos tiempos que viene, privilegiemos los valores que son fundamentales, la unidad entre todos los chilenos desterrando las divisiones y las luchas sin sentido y la paz entre todos los chilenos, uniéndonos contra todo tipo de violencia venga de donde venga”, indicó el Mandatario.

Piñera además agregó que “tenemos mucho de qué sentirnos orgullosos y mucho de qué sentirnos agradecidos de las generaciones que nos antecedieron, y también tenemos un compromiso con las generaciones que vendrán”.

Más temprano, el Presidente participó de la fotografía oficial del gabinete en el Palacio de La Moneda, tras lo cual asistió junto a todo el gabinete y diversas autoridades al Tedeum ecuménico, oficiado por monseñor Ricardo Ezzati, quien hizo referencia a la crisis de confianza y representatividad en las instituciones públicas. (La Tercera)

Monseñor Ezzati llama a superar “crisis de confianza” en la política y la sociedad chilena

Con un coro integrado por doscientas voces, acompañadas por instrumentos de pueblos originarios y canciones interpretadas en lenguaje de señas, se dio inicio al Tedeum ecuménico en la Catedral Metropolitana, que contó con la presencia de las máximas autoridades del país, encabezadas por el Presidente de la República.

El momento más importante de la ceremonia fue la homilía del arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, quien abordó los principales temas de la contingencia nacional, pasando por la falta de confianza en las instituciones políticas, las movilizaciones sociales, la educación, las desigualdades económicas y los casos de pedofilia en la Iglesia Católica y los establecimientos educacionales.

De acuerdo a su análisis, el país atraviesa por una profunda “crisis de confianza” tanto en el plano político como social, por lo que instó a los distintos actores a restablecer este principio, que es clave para que la sociedad avance.

“Hay menos desempleo, mayor estabilidad económica y mejores condiciones de vida para buena parte de la población (sin embargo), en vez de gratitud aparece una sensación de incomodidad e insatisfacción”, indicó Ezzati.

Añadió que “una de las razones que está en la raíz de este malestar se debe a una crisis de confianza que se ha transformado en un virus omnipresente, que contagia las relaciones de nuestra vida familiar, social, política y eclesial”.

Advirtió que el riesgo de esta situación es que “la desconfianza corta la trama del tejido humano” y también “se presta para que aparezcan formas de violencia“. “Este año lo hemos experimentado cruelmente en diversas formas de intolerancia y de discriminación y lo hemos sufrido en las calles de la ciudad”, sostuvo. Por este motivo, llamó a trabajar en conjunto para “recrear una atmósfera de fe y benevolencia que permita (restablecer) la confianza mutua (Emol.com)

Fotos: latercera.com / emol.com