viernes, 21 de septiembre de 2012

Richard Branson, propietario del grupo Virgin, se propone llevar las primeras personas a Marte

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

No será la primera vez que una obra fabulosa, empiece por un sueño, una idea “loca”. Richard Branson, el propietario del grupo Virgin, tiene el sueño de llevar personas a Marte y no tan lejos en el tiempo, porque tiene las esperanzas de ver los resultados con sus propios ojos.

Como sabemos Branson ya tiene una parte del camino iniciado, su empresa Virgin Galactic, que fletará una nave espacial para realizar vuelos comerciales tripulados al espacio. Hay muchos famosos inscritos para ser los primeros en emprender el vuelo.

Al que se le ofreció de manera prioritaria fue al actor nacido en Montreal, William Shatner, que como es de imaginar es el más indicado por su papel de Capitán Kirk en la serie Star Trek. Pero él declinó en el 2008.

En la lista figura también Sigourney Weaver, la más indicada para combatir los Aliens si acaso existieran en el espacio.

Reporta Abc.es

Sir Richard Branson, responsable de la fabulosa Virgin Galactic, que habilitará el acceso al espacio para la población civil, ha revelado que tiene planes aún más grandes. Está “determinado” a ver una población asentada en Marte.

La industria aeroespacial ha visto algunos cambios muy importantes desde el incremento en la participación del sector privado. Son cada vez más los que creen que el espacio debe estar al alcance de todos, y aunque el coste se mantiene como la barrera más compleja a superar, ya hemos visto desarrollos muy interesantes que planean desafiarla. Uno de ellos es el Virgin Galactic, una de las tantas creaciones de Sir Richard Branson, mente y rostro principal del poderoso Grupo Virgin. El precio del billete para viajar al espacio es de 200.000 dólares, una suma que ciertamente está fuera del alcance de la mayoría, pero en una reciente entrevista a CBS, Branson mencionó como ejemplo a los primeros vuelos transatlánticos, que estaban al alcance de un puñado de personas, y que eventualmente se lograron precios relativamente accesibles.

La idea básica es que el turismo espacial genere en los próximos veinte años los fondos necesarios para realizar otras tareas a una fracción de su costo, como por ejemplo colocar satélites en órbita, algo que estamos necesitando y mucho. Pero Branson sorprendió a todos los presentes cuando dijo que estaba “determinado” a ver en su tiempo una población en Marte, algo que considera “absolutamente realista”. Incluso se dio el gusto de hablar sobre “domos gigantes” en la superficie del Planeta rojo, como complejos habitacionales. Hasta aquí puede parecer un sueño loco, pero no debemos olvidar que se trata de la misma persona que está muy cerca de llevar turistas al espacio, y a un precio muy por debajo del promedio de 20 millones de dólares de viajes anteriores.

La NASA necesitó unos 2.500 millones de dólares para enviar a Curiosity. ¿Será posible que en 20 ó 30 años el avance tecnológico y el coste general alcancen el punto ideal para llevar personas a Marte? Al igual que Branson, esperamos poder verlo.

Foto: flightglobal.com