lunes, 24 de septiembre de 2012

Portugal da marcha atrás a la reducción general de sueldos ante la presión de los sindicatos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El gobierno de Portugal retiró definitivamente su polémico proyecto de una baja general de sueldos y salarios, a través del recurso de aumentar las cotizaciones al seguro social. Las protestas de la población y de los sindicatos fueron tan grandes que obligaron al gobierno a retractarse de su medida.

Sin embargo, el problema de las finanzas persiste. Son 2.000 millones de euros anuales que el gobierno deberá conseguir para evitar que el déficit fiscal sea mayor de lo proyectado. En principio se ha pensado en una subida de los impuestos, que no sea el IVA, y un aumento al capital y patrimonio.

La información de El País

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, tras una reunión mantenida con los sindicatos y de las asociaciones empresariales, ha anunciado que retira definitivamente la polémica y masivamente protestada bajada de sueldos de manera general a todos los trabajadores a base de subirles la cotización de la seguridad social. También devolverá parte de las dos pagas extras que retiró a los funcionarios y pensionistas hace un año en una decisión que fue declarada ilegal por el Tribunal Constitucional portugués.

A cambio, y a fin de encontrar los más de 2.000 millones de euros anuales que el Estado portugués iba a recibir de esas pagas extras y que a juicio del Gobierno son vitales para que el déficit no descarrile, Passos Coelho ha anunciado que habrá una subida de impuestos que compense esta pérdida en los ingresos. Añadió que también está estudiando subir la tasación al capital y del patrimonio y que no tiene previsto subir aún más el IVA. Añadió que la medida de bajar el sueldo a base de subir la Seguridad Social, que generó una protesta en la calle jamás vista en Portugal desde la Revolución de Abril de 1974, “no fue comprendida” por la población y que las reformas emprendidas por el Gobierno “tardan en hacer efecto”.

Así, Passos Coelho (debilitado políticamente por las críticas en la prensa y un desplome de popularidad) retrocede, en apariencia, en la última vuelta de tuerca a la austeridad infringida a los portugueses, al abandonar definitivamente la bajada general de sueldos.

Passos Coelho ha señalado que no ha habido consenso en la reunión. Los representantes de los empresarios ya habían avisado de que recortar salarios equivalía a una caída del consumo y no estaban de acuerdo; los sindicatos, aún menos.

En Bruselas aguardan con interés el detalle de estas alternativas. Un portavoz de la Comisión Europea aseguraba hoy que Europa aguarda que el Gobierno portugués encuentre medidas que “en número y cantidad” no alteren los acuerdos de la troika. Passos Coelho aseguró que se las enviará cuanto antes.

Foto: abola.pt