martes, 25 de septiembre de 2012

Correos gubernamentales enviados a miembros de la comunidad gay generan preocupación

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney

El envío de correos a personas gays y lesbianas por parte de la oficina del ministro federal de la Inmigración, Jason Kenney, preocupa a varios ciudadanos, quienes creen que podrían estar siendo víctimas de señalamientos por su orientación sexual.

Las personas que han recibido estos correos no comprenden por qué el ministro los contactó personalmente ni cómo pudo obtener la información sobre su orientación sexual.

“Pensé que era una broma”, dijo Mélanie Richter-Monpetit, una de las personas que recibió el correo del ministro de Inmigración el viernes pasado.

En la carta, el ministro Kenney escribe que su gobierno ha aumentado los esfuerzos para recibir a los refugiados homosexuales. Personas que, a su juicio, están en riesgo de persecución y hasta de muerte.

“Después de haber recibido el correo, no sabía si debía reír o llorar”, agregó al tiempo que explicó no comprender por qué recibió ese correo personalmente.

No se conoce por ahora cuántas personas han recibido el correo en Canadá, pero varios de ellos son homosexuales, lo que molesta a algunos y levanta muchas dudas entre los destinatarios.

“Me dije ‘Dios mío. Es pura propaganda ¿Cómo él (el ministro Kenney) pudo obtener mi correo? ¿Qué pasa aquí? No estaba solo preocupada, sino molesta”, declaró a CBC Datejie Green, una ciudadana de Toronto.

Para Green, quien trabaja en el sector de la salud, lo más irónico del caso es que el ministro Kenney haya eliminado recientemente los servicios de ayuda médica para los refugiados.

La oposición quiere respuestas

“Para nosotros, la gran pregunta es ¿de dónde recibió la información de la orientación sexual de las personas? Se trata de una información que es muy, muy  personal. ¿De dónde obtuvo, además, los correos de estas personas?”, se preguntó el diputado del NPD, Dany Morin. Su partido busca dar todos los detalles del asunto a la comisaria encargada de la vida privada.

Desde el despacho del ministro Jason Kenney se explicó que el correo fue enviado a personas que ya se habían comunicado en el pasado con el ministro.

Varias personas que recibieron el correo afirmaron a Radio-Canada y CBC que jamás han entrado en contacto con Inmigración Canadá o con la oficina del ministro Kenney.

Foto: Pablo A. Ortiz – Noticias Montreal