martes, 25 de septiembre de 2012

Nuevo gobierno de Quebec firme en abolición del impuesto a la salud. Flexible en retroactividad del alza de tributos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Nicolas Marceau PQ

Fiel al leitmotiv de su partido, el nuevo ministro “pequista” de Finanzas de Quebec, Nicolas Marceau, se muestra firme en las intenciones del gobierno de abolir el impuesto a la salud y de financiarla a través del aumento de dos nuevas bases impositivas para los más ricos.

Se dice abierto a la discusión sobre los medios para materializar la propuesta, destacando también la función retroactiva de esta nueva imposición.“Vamos a retomar las negociaciones con las otras partes y queremos hacer público lo que hemos convenido rápidamente, este mismo otoño”, declaró.

En entrevista con Radio-Canada, Marceau reiteró la intención de su partido de abolir la tasa de salud de 200 dólares para todos los contribuyentes, sin importar su ingreso, y de avanzar en el incremento de los tributos.

“Anunciamos nuestras intenciones el 8 de febrero pasado”, explicó Marceau. Estas medidas constituyen un compromiso de campaña electoral y su materialización es una promesa para los primeros 100 días del gobierno “pequista”, según recordó.

Se prevé entonces un posible aumento de dos bases impositivas, de 28% a partir de 130.001 dólares de ingresos anuales y de 31% a partir de los 250.001 dólares.

El ministro de Finanzas sostuvo que fue bastante claro en la campaña electoral y que estima que la retroactividad de una medida como esta era parte de la ecuación. Dijo que aunque la medida es uno “de los escenarios privilegiados” por el gobierno “pequista”, se defendía de ser dogmático.

“Tenemos intenciones que son cerradas, es decir, queremos que sean los contribuyentes que más ganan quienes asuman el costo de la abolición del impuesto a la salud”, explicó Marceau. Al mismo tiempo indicó que en cuanto a los medios y a los dispositivos, “estamos abiertos a la discusión. Es un debate que se va a hacer y de forma pública”.

En cuanto al alza de la imposición sobre las ganancias de capital, Marceau sostuvo igualmente su intención. Pero, un retroactivo en este escenario sería más difícil.

¿Éxodo de los ricos?

El ministro de Finanzas estimó  que las dos nuevas bases de imposición no tendrán un impacto devastador en la economía québécoise como dicen algunos expertos. “El impacto del impuesto sobre el comportamiento de los más ricos, es bajo, según las demostraciones que se han hecho en varias oportunidades. No hay un gran impacto. Esto no quiere decir que no lo tengamos en cuenta. Lo tenemos en cuenta”.

“No estoy en el país de los sueños. Sé bien que puede haber impactos”, reconoció. Pero indicó que “las personas toman decisiones sobre la base no solo de los impuestos, sino todo lo que viene con estos, por ejemplo, los servicios”. Los servicios de salud, de guardería y el costo de la vida relativamente bajo en Quebec son también factores que las personas toman en consideración, según el titular de las finanzas públicas de la provincia, a la hora de definir un paso como este.

El equilibrio presupuestario

El predecesor de Marceau, Raymond Bachand, indicó que dejaba un déficit de 800 millones de dólares, una suma que el nuevo ministro estimó está fuera de la realidad. “Será más elevado, pero no puedo dar cifras en este momento”. Al respecto, el plan es reabsorber el déficit y asegurar la continuidad de los programas sociales québécois reduciendo los gastos del gobierno.

“El control de los gastos públicos es importante para la continuidad de los programas sociales”

El ministro Marceau prevé reducir el crecimiento de los gastos gubernamentales. Estimado en 3% por el gobierno anterior, el  aumento de los gastos podría ser reducido a 2,4 o 2,5%, según Marceau, quien aseveró estar en capacidad de recuperar sumas importantes en los desembolsos informáticos en el seno del gobierno de Quebec.

Dijo creer igualmente que los costos de mantenimiento de las infraestructuras disminuirán con el ataque a la corrupción en el medio de la construcción, gracias a la Comisión Charbonneau.

Foto: Captura de pantalla – Radio-Canada