miércoles, 26 de septiembre de 2012

Ahmadineyad critica al “sionismo incivilizado” por pretender una “acción militar” contra Irán

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Mahmud Ahmadineyad se presentó en el estrado de la Asamblea General de las Naciones Unidas, sonriente, saludando, en lo que ha sido su última intervención como jefe de estado iraní, ya que se encuentra en las postrimerías de su gobierno.

Su discurso no tuvo nada de novedoso, siempre las mismas críticas al imperialismo y el capitalismo y su llamado a un nuevo “orden internacional”. Pero fue particularmente enfático en sus críticas al hecho que hoy se usa -dijo- el pretexto de las armas nucleares como un lenguaje nuevo de “amenazas que ejercen coerción contra las naciones”. En particular señaló las amenazas del sionismo “incivilizado” de recurrir a la acción militar.

La información de El Mundo.es

Mahmud Ahmadineyad se dirigió este miércoles por última vez a la Asamblea General de la ONU. Su tono fue menos estridente que en otras ocasiones. Pero el presidente iraní volvió a poner en solfa la autoría islamista de los atentados del 11S y acusó al “sionismo” de “gestos engañosos que pretenden defender la libertad pero ofenden a las creencias de los seres humanos”. Unas palabras que podrían interpretarse como una crítica a las palabras del presidente Obama, que defendió el martes la libertad de expresión en su intervención.

Al igual que otras veces, Ahmadineyad criticó en su discurso el capitalismo y el comunismo y criticó la presión a la que Occidente somete desde hace años a su país: “Hoy prevalece la intimidación de las armas nucleares y las armas de destrucción masiva. La promesa de hacer público estas armas a su debido tiempo se utiliza como un lenguaje nuevo de amenazas que ejercen coerción contra las naciones para que éstas acepten una nueva era de hegemonía. Las amenazas continuas de los sionistas incivilizados, que amenazan con recurrir a la acción militar contra nuestra gran nación, son un ejemplo claro de esta amarga realidad. (…) Nadie se siente seguro. Ni siquiera aquellos que tienen armas nucleares en sus arsenales”.

El presidente iraní invitó al auditorio a imaginar “qué hermosa y placentera habría sido la Historia de la Humanidad” si no hubiera existido una lista de sucesos entre los que incluyó “el incidente” (sic) de los atentados del 11S.

‘Nuevo orden’

Sus palabras no incluyeron una sola mención a Siria o a los sucesos de la Primavera Árabe. Pero sí reflexiones filosóficas, disquisiciones religiosas e invocaciones a “Dios Todopoderoso”.

Evocando la célebre frase de George H. W. Bush, Ahmadineyad propuso un “nuevo orden mundial”. Aunque el que dibujó en su discurso tenía poco que ver con el que definió el presidente estadounidense a principios de los 90. El iraní acusó a las grandes potencias de imponer “la pobreza a las naciones” y aseguró que se habían “encomendado al Diablo”.

También censuró el sistema actual por promover “el egoísmo, el engaño, el odio y la animosidad” y por imponer un monopolio sobre “el poder, la riqueza y la tecnología”.

Ahmadineyad hizo una dura crítica a las democracias occidentales que todos aquí comprendieron como un alegato contra las presidenciales estadounidenses. “Se gastan cientos de millones de dólares en campañas que no son más que una inversión para influir en las decisiones de los gobernantes. Las voces del pueblo no se escuchan aunque el pueblo represente al 99% de la sociedad y las demandas de la gente son sólo un instrumento durante las elecciones”.

Boicot de EEUU e Israel

Unos minutos antes, Estados Unidos e Israel habían anunciado que su delegación boicotearía el discurso de Ahmadineyad y le acusó de aprovechar su estancia en Nueva York para difundir “teorías paranoicas” e “insultos repugnantes a Israel”.

El presidente iraní afirmó el lunes que Israel no tenía raíces en Oriente Próximo y que debería ser “eliminado”. También dijo que no se tomaba en serio la amenaza de un ataque israelí, negó que su Gobierno estuviera enviando armas al régimen sirio y se mofó de las amenazas contra el escritor británico Salman Rushdie proferidas hace unos días por una fundación iraní.

Ahmadineyad fue inequívoco sobre sus intenciones: “Irán ha existido durante los últimos 7.000 o 10.000 años. Los israelíes han ocupado esos territorios durante los últimos 60 o 70 años con el apoyo y la fuerza de los países occidentales. Ellos no tienen raíces históricas allí. Nosotros creemos que ellos se encuentran en un callejón sin salida y buscan nuevas aventuras para escapar. Durante esta fase histórica, ellos (los israelíes) representan una molestia mínima que entra en el paisaje y entonces es eliminada”.

El presidente Obama advirtió este martes a Irán que “el tiempo no es infinito”. Pero no estableció las líneas rojas que precipitarían una acción militar contra el régimen de Teherán como le pedía el Ejecutivo de Israel.

Los gobiernos europeos y la Casa Blanca han reforzado este año las sanciones contra Irán. Pero su acción no ha logrado disuadir al régimen de proseguir con su programa nuclear.

Foto: laprensa.hn