domingo, 30 de septiembre de 2012

Los franceses protestan contra las duras medidas de austeridad anunciadas por François Hollande

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Ahora es el turno de París para protestar.

Después que los franceses votaron por François Hollande convencidos de que su vena socialista no iba a consentir caer bajo los requerimientos de austeridad de la Unión Europea, vino la sorpresa. Hace dos días, el gobierno francés presentó su presupuesto 2013, donde se establecen recortes fiscales por 10.000 millones de euros e incrementos de impuestos por 20.000 millones de euros.

En respuesta, hoy fueron convocados a las calles de París los franceses de todas la provincias, quienes incluso apelan a la unidad de los descontentos de España, Portugal e Italia. Convocaron la protesta los grupos de izquierda más radicales, como el Frente de Izquierda de Jean-Luc Mélenchon, el Partido de Izquierda y el Partido Comunista.

Por su parte, el Partido Socialista prefiere darle un chance a su líder en el gobierno.

Informa El Mundo.es

Las hermanas Viviane y Florence han viajado en autobús desde Marne (Champagne-Ardenne) hasta París para hacer fuerza común con Madrid, Lisboa y Atenas. Hacen bailar sus banderas rojas, aunque estas nada tienen que ver con las que ondearon en la plaza de la Bastilla la noche que François Hollande ganó las elecciones, hace ya cinco meses. Esta vez no han ido a la capital para arropar al político, sino para pedirle cuentas. “Prometió que iba renegociar el tratado de estabilidad europeo y en lugar de eso ha subido los impuestos“, protesta Viviene.

Esta jubilada que no pelea por su bolsillo sino “por el futuro de los jóvenes que más van a padecer la crisis” se ha colgado la pancarta del “no a la austeridad”. Junto a ella miles de personas han acudido a la llamada de varios partidos de izquierda (a excepción del socialista) para mostrar al Gobierno su malestar por el giro que ha dado a su gestión. “No me esperaba gran cosa, pero sucumbir a las políticas de rigor, eso sí que no”, denuncia Alain, otro de los asistentes.

La marcha de este mediodía en París fue convocada por el Frente de Izquierda de Jean-Luc Mélenchon, así como por otras formaciones como el Partido de Izquierda o el Comunista francés. También participaron sindicatos y decenas de asociaciones nacidas al calor de la crisis y contrarias a las políticas de austeridad.

La revolución de Ska-P

En place de Nation, punto de partida de la comitiva, suena la revolución del grupo Ska-P. Porque, por una vez en un país habituado a las huelgas y las protestas, España es el ejemplo de rebelión. “Detrás de Madrid, Atenas o Lisboa va París”, grita una de las animadoras. “La Unión Europea es suficiente, no queremos este tratado que nos sumirá en la recesión y creará más paro, como ya hemos visto en España o Grecia”, protesta.

El pacto fiscal obliga a los estados europeos a cumplir con un calendario de reducción de déficit con el objetivo de llegar al equilibrio presupuestario. Es esta carrera por ajustar el déficit lo que ha motivado que muchos gobiernos aprueben duras reformas y recortes que afectan al bolsillo de los ciudadanos. Francia aún no ha ratificado el tratado y será el próximo martes cuando los diputados empiecen a debatir el documento con el objetivo de aprobarlo en las próximas semanas.

“Todos juntos, podemos”

Para Viviene, “si España, Portugal, Italia, Grecia y Francia se unen las cosas cambiarán y se parará esta nueva moda de imponer reformas rigurosas a la población. Todos juntos, podemos, aunque eso llevará mucho tiempo”.

Los organizadores están satisfechos, pues entre 50.000 y 80.000 personas han participado a la llamada, según sus cifras. De hecho, estaba previsto que la comitiva saliera a las 13.30 horas y a las 15.00 horas todavía había gente en el punto de partida. “Esto es una muestra física de que esa política es peligrosa para todos los pueblos de Europa. Si los partidos políticos no tienen en cuenta esto es que la democracia está enferma”, dijo Mélenchon.

La protesta se produce dos días después de que el Gobierno de Jean-Marc Ayrault presentara sus presupuestos para 2013. Las cuentas prevén recortes por 10.000 millones de euros y subidas de impuestos por 20.000 millones que, insiste el Gobierno, sólo llegarán a uno de cada diez hogares, a las más ricos.

Próximas protestas

Los ecologistas, representados en el Ejecutivo por la ministra de Vivienda, Cecile Duflot, se cuidaron esta mañana de sacar la pancarta, aunque sí han advertido que votarán en contra de la ratificación del pacto fiscal en la Asamblea francesa.

“Este tratado impone a Europa la sumisión a las finanzas”, dice la izquierda sublevada en su manifiesto. “En el nombre del rigor, los servicios públicos, las políticas de solidaridad y de medio ambiente y la protección social se suprimirán”, critican.

Los descontentos calientan motores de cara a la cita del nueve de octubre en la calle. La huelga ha sido convocada por los sindicatos para protestar por la mala situación económica que atraviesa el país, donde el paro ya alcanza el 10% y donde en los últimos meses varias empresas (entre ellas Peugeot, Sanofi o SFR) han anunciado ya planes de recortes de plantilla y despidos.

Foto: lemonde.fr