domingo, 30 de septiembre de 2012

Se eleva a 2.000 la cifra de militares de EE UU muertos en Afganistán desde el 2001

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En Afganistán, un soldado de las fuerzas locales lanzó un ataque con mortero hacia una unidad de la OTAN, causando la muerte de un efectivo militar y un civil norteamericanos. Los efectivos de la OTAN repelieron el ataque, eliminando al autor del disparo y a otros dos.

Llama la atención que más de medio centenar de soldados de la fuerzas aliadas han muerto este año por ataques de militares afganos, la mayoría de ellos entrenados por las propias tropas aliadas.

Por otro lado, se informó que con la muerte de este soldado hoy, se eleva a 2.000 el número de efectivos norteamericanos muertos en Afganistán, desde la intervención en octubre del 2001.

Informa El País

Un soldado de la OTAN y un contratista extranjero murieron el sábado en un «presunto ataque de un militar afgano» en la provincia de Wardak, el este de Afganistán, informó hoy en un comunicado la misión de la Alianza Atlántica en este país (ISAF, en sus siglas en inglés). En el texto se indica que el ataque tuvo lugar en el este de Afganistán, pero como es habitual en estos casos no se precisa la nacionalidad de las víctimas. La escueta nota colgada en la web de la ISAF informa también de la muerte de soldados del Ejército afgano, que el diario The New York Times cifra en tres.

El periódico neoyorquino informa también de que las bajas en el bando aliado se produjeron por el impacto de un mortero que, según la versión de los soldados estadounidenses, llegó desde un control de seguridad afgano. Tras el impacto del mortero, las fuerzas norteamericanas contraatacaron y causaron la muerte de varios efectivos afganos.

Fuentes oficiales estadounidenses citadas por la agencia Reuters aseguran que el militar fallecido es de nacionalidad estadounidense. Si así fuera, la cifra de muertos en las filas del Ejército estadounidense desplegado en la campaña militar de Afganistán alcanzaría los 2.000 desde octubre de 2001. Según la información del Times, el contratista también es norteamericano.

En el comunicado se agrega que la misión de la OTAN y las Fuerzas Armadas de Afganistán han emprendido una investigación para esclarecer las circunstancias del ataque. Más de medio centenar de soldados de la Alianza Atlántica han muerto este año en ataques perpetrados por militares afganos -«ataques internos», según el lenguaje de la ISAF-, lo que ha inducido a la OTAN a restringir, y en ocasiones suspender, la instrucción y las operaciones con las fuerzas de seguridad locales.

Precisamente, Estados Unidos había anunciado recientemente la reanudación con normalidad de las patrullas conjuntas con los soldados afganos.

El incremento de ese tipo de ataques corre en paralelo con la retirada gradual de las tropas internacionales destacadas en Afganistán, en un proceso que debe concluir en 2014, cuando las fuerzas afganas asuman la seguridad en todo el país asiático.

Foto: actualidad.rt.com