lunes, 8 de octubre de 2012

“Trabajando por Venezuela desde Montreal”

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:

Elecciones Venezuela Montreal crónica

El despertador sonó a las 3:30 am de la madrugada de ayer para un grupo de venezolanos que viven en Montreal, quienes en pocos días debieron organizar toda una logística para garantizar a los electores que durante los comicios todo fluyera rápido y en calma.

Los funcionarios del Consulado de Venezuela en Montreal se mostraron abiertos a la ayuda ofrecida por la comunidad y el compromiso era inmenso, sobre todo, con más de 1.400 ciudadanos que se esperaba, en principio, participaran. Por eso, ni el día más frío del otoño –hasta ahora- amilanó su voluntad.

Entre las 4:00 y las 4:30 am fueron llegando a la sede consular, ubicada en el centro de la ciudad. Sabían que en cuestión de una hora llegarían a la fila los primeros entusiastas. Sabían también que pasarían, como mínimo, más de 12 horas cumpliendo la labor de organizar a un gran número de personas, casi sin descanso. Pero su voluntad de servir y el mismo ambiente electoral, los mantuvo, desde en un principio, listos y dispuestos.

Y en efecto, así fue. Los venezolanos comenzaron a llegar al edificio donde se encuentra el Consulado de Venezuela a las 5:30 am y desde esa hora, hasta las 5:00 pm, casi 12 horas después, el flujo de electores fue continuo. Durante esas 12 horas los voluntarios de la sociedad, miembros del Comando Venezuela-Unidad Montreal y el personal consular, radios y iPads en mano, lograron que los ciudadanos sufragaran entre 15 y 5 minutos, pese a que  pasaron por la verificación de los datos de los electores, se formaron en una primera fila, entraron al edificio, subieron hasta el piso donde está el consulado, hicieron una nueva fila, entraron a la oficina, se formaron nuevamente hasta ser llamado, entregaron su cédula, votaron, metieron la papeleta en la caja y salieron.

Pero el éxito de la jornada se conoció desde temprano. Las sonrisas que reinaban en el lugar  desde las 10:00 am eran evidencia de que el proceso marchaba. La afluencia de votantes era grande, pero las colas en cada una de las etapas avanzaban entre conversaciones. Tanto así que fue común que quienes terminaban de votar, optaban por quedarse en los alrededores del inmueble para conversar con sus coterráneos, amigos o desconocidos. Parecía que iban preparados a estar mucho tiempo en el lugar y, al ver lo rápido del asunto, se percataron de que tenían tiempo para tomarse un café con el vecino de la cola, tomarse fotos con la familia y los compatriotas o simplemente intercambiar ideas sobre cómo iban las elecciones en Venezuela, del frío en Montreal o las dos cosas, por citar ejemplos.

Los electores, claro está, tuvieron también su gran cuota en el éxito del domingo electoral en Montreal (con sabor venezolano). Estuvieron siempre atentos a las indicaciones de los encargados de la logística, cumpliendo con lo que les recomendaron y facilitando el proceso. Los clichés de la viveza criolla, esos que siempre surgen cuando hay filas que hacer y esperas que asumir, simplemente no tuvieron cabida. Todos colaboraron.

No faltaron los venezolanos que llegaron con comida, café y agua para los voluntarios. A eso de media mañana, comenzaron a llegar las colaboraciones. Jarras de café de Tim Hortons, cajas de agua en botella, sándwiches, arepas, más café para el frío y hasta papelón caliente, mantuvieron a los representantes de la comunidad con combustible para las horas de trabajo. Una muestra más, como el propio proceso y la organización de este domingo, de que cuando se trabaja en equipo y con metas definidas, los logros son enormes.

A partir de las 5:30 pm pocos ciudadanos llegaron al consulado para votar. Era evidente que las mesas se cerrarían a las 6:00 pm. Sin embargo, desde ese momento, ya se empezaron a acercar los venezolanos que querían ser testigos del escrutinio de los votos, incluso aquellos que estaban al tanto de que el conteo no se realizaría sino hasta la lectura del primer boletín. Algo que parecía que ocurriría muy tarde (aunque no fue así).

A las 6:00 pm, mientras ya la mayoría estaba al interior del edificio obligada por la baja temperatura otoñal, se anunció el cierre de las cuatro mesas del centro. Algunos optaron entonces por sentarse en el piso, observando sus celulares cada minuto, esperando tener información desde Venezuela de cómo se desarrollaban las últimas horas de las elecciones.

Técnicamente su trabajo había culminado, pero los voluntarios permanecieron en el consulado junto con los testigos que querían estar en el escrutinio. Ya tenían 14 horas trabajando pero allí se quedaron, como dijo Jesús “Chucho” Salcedo, “trabajando por Venezuela desde Montreal”. Debieron esperar por cuatro horas y media más con todo lo que significa (sobre todo emocionalmente) esperar los resultados de unas elecciones. A las 10:36 pm (hora local), Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, leía los resultados que dieron la victoria al candidato de la reelección, mientras, ellos se preparaban para hacer el conteo.

A la 1:00 de la mañana, aproximadamente, culminó esta etapa final de las elecciones presidenciales de Venezuela desde Montreal. Si ve las primeras líneas de esta nota, podrá corroborar que fueron 21 horas de trabajo sin descanso para cada uno de los que cumplió una función ayer. ¡Gracias! es el término que mejor reúne todos los sentimientos que se pueden expresar.

Y los resultados fueron…

-En Montreal:

  • Participación: 85,54%, 1.674 electores de un total de 1.957 inscritos en el Registro Electoral.
  • Henrique Capriles: 1.576 votos (94,14%).
  • Hugo Chávez: 74 (4,42%).
  • Reina Sequera: 15.
  • Nulos: 9.
-En Ottawa:
  • Partipación:  80% , 308 electores  de un total de 385.
  • Henrique Capriles: 285 (92,53%)
  • Hugo Chávez: 17 (5,51%)
  • Nulos: 6
En Vancouver:
  • Participación: 92,18%, 767 electores de un total de 832.

Se esperan los datos correspondientes  a Toronto.

Foto: Sofía Carrero