martes, 16 de octubre de 2012

El Consejo Nacional Sirio dispuesto aceptar que un miembro del régimen de el Assad dirija la transición

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La organización opositora del gobierno sirio, el Consejo Nacional Sirio (CNS) se declaro dispuesta aceptar que un miembro del régimen de Bachar el Assad podría encabezar un eventual gobierno de transición, siempre que Assad renuncie a su cargo.

EFE

El Consejo Nacional Sirio (CNS, que agrupa a la oposición siria en el exilio) se ha mostrado dispuesto este martes a aceptar que una figura del régimen dirija la transición en Siria bajo la condición de que renuncie el presidente sirio, Bashar al Assad. El dirigente del CNS Mulhem al Derubi aseguró a Efe que «se puede estudiar la propuesta de un Gobierno de transición dirigido por una personalidad del régimen actual cuyas manos no estén manchadas de sangre» para acabar con la violencia en el país.

Al Derubi destacó que cualquier solución al conflicto debería estipular la renuncia de Al Assad, pues de lo contrario «no sería aceptada por el pueblo sirio». El dirigente opositor se expresó así durante la última jornada de una reunión ordinaria de la Secretaría General del CNS en Doha, que trató la posibilidad de abrir esa organización a otros grupos opositores y la eventual formación de un Gobierno de transición para sacar a Siria de la crisis.

Esos dos asuntos, según Al Derubi, serán estudiados y previsiblemente aprobados en la asamblea del CNS, que se reunirá a principios del próximo noviembre. El Consejo Nacional Sirio da así un giro en su posición respecto al conflicto, puesto que antes había rechazado que alguien del régimen liderase la transición, e incluso había apoyado una intervención exterior en Siria.

La oposición siria ha estado dividida en los últimos meses entre los grupos del exterior -encabezados por el CNS- y del interior, como el Consejo de Coordinación Nacional (CCN), este último a favor de una transición en la que participen personalidades del régimen que no estén involucradas en el derramamiento de sangre. Esa misma alternativa es la que defendió ayer el ministro español de Exteriores, García-Margallo, que abogó por un giro en la política europea hacia Siria y por una salida negociada al conflicto entre los opositores y los sectores menos radicales del régimen.

«Intereses personales»

Desde el rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), su portavoz Fahd al Masri ha asegurado este mismo martes que «no tienen impedimento en aceptar que dirijan la transición personalidades pertenecientes al actual régimen que no estén implicadas en la represión o en la corrupción». No obstante, Al Masri condicionó esa opción a que sea «aceptada por el pueblo sirio» y no dependa solamente de la decisión del CNS, el cual -señaló- «ha fracasado y está dominado por los intereses personales de sus miembros».

El conflicto que vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.

Todos los ministros sirios, en la «lista negra» de la UE

Todos los ministros del Gobierno sirio figuran desde este martes en la «lista negra» de la Unión Europea que veta su entrada en territorio comunitario y que congela sus activos en Europa. Las nuevas sanciones fueron acordadas por los ministros de Exteriores comunitarios en su última reunión, celebrada el lunes en Luxemburgo, pero las identidades de los afectados no se dieron a conocer ayer, con su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Los Veintisiete justifican las sanciones contra el Gobierno sirio en bloque por su «responsabilidad colectiva en la represión violenta» ejercida por el régimen de Bashar al Assad. Además, la UE ha decidido mantener en su «lista negra» a todos los antiguos ministros sancionados cuando estaban en el cargo, pues cree que pese a su salida del Ejecutivo «aún pueden considerarse como asociados al régimen y a su represión».

Foto: telediario.mx