miércoles, 17 de octubre de 2012

Inmigración Canadá: ministro Kenney dice que limitará sus propios poderes en nueva legislación

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Ministro de Inmigración Jason Kenney

El ministro de Inmigración Jason Kenney dice que introducirá una legislación para limitar sus poderes a la hora de determinar quién puede o no entrar en Canadá.

El encargado de las políticas migratorias del país introducirá una nueva legislación ante el Parlamento que le daría poderes especiales en la toma de decisiones, aunque aclara que buscará poner un límite a sus poderes y que espera discutirlo con su partido y con los sectores de oposición.

La ley C-43 permitirá al ministro aprobar o rechazar una solicitud para entrar en Canadá en base a “consideraciones de política pública”, un término que no está definido en el documento, según explica la agencia Canadian Press.

Según Kenney, estas medidas se utilizarán en “casos muy excepcionales en los que creamos que un extranjero puede venir a Canadá a promover odio que puede llevar a violencia”, señaló Kenney durante su discurso en Londres durante la Borderpol, una conferencia sobre seguridad fronteriza que se realiza en el Reino Unido.

El ministro dice que espera limitar el alcance del poder que recibiría por medio de la ley preguntando a un comité parlamentario cómo definir la aplicación de esta nueva legislación.

“No estamos buscando un gran poder generalizado para prevenir la admisión de gente en Canadá con opiniónes políticas que no apoyemos”, señaló.

El tema salió a relucir luego que el Gobierno Federal negara la entrada al país al polémico reverendo Terry Jones, conocido por su odio hacia los musulmanes y quien ha protagonizado varias eventos en los que incluso se ha quemado el Corán.

Canadá negó la entrada al ciudadano americano por no haber dado detalles de un cargo criminal que se le imputó en el pasado. El incidente abrió la puerta al debate sobre alguna legislación que podría permitir mantener fuera del país a personajes conocidos por sus acciones incendiarias pero que quizás no tienen ningún antecendente de peso.

El NPD, partido oficial de oposición, dice estar ansioso por debatir las condiciones de esta nueva legislación, pero critica una vez más al ministro Kenney por introducir una legislación que le da mucho poder, pero que no explica la manera en que lo utilizará.

Desde que asumió el cargo, el diputado conservador ha impulsado una reestructuración total del sistema de inmigración canadiense. Sus políticas se han centrado en “proteger las fronteras”, al tiempo que se centra en inmigrantes con un perfil económico que se ajuste a las necesidades de Canadá.

Sus políticas también buscan atacar a los falsos solicitantes de refugio, así como a los que impulsan operaciones de tráfico de personas.

El nuevo proyecto C-43 será debatido en los próximos días.

Foto: CIC