miércoles, 17 de octubre de 2012

Se realizó el Primer Festival Internacional de “Twitteratura” de Quebec. ¿Conoce de qué se trata?

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Twitteratura en Quebec

Ayer en la mañana, en la biblioteca Gabrielle-Roy de Montreal, el evento reunió a unas 40 personas aproximadamente, la mayoría mujeres. Varias de ellas seguían los debates navegando en sus computadores portátiles, sus tabletas o en sus teléfonos inteligentes.

Un festival y tres mesas redondas dirigidas por Matthieu Dugal en las cuales los juicios estéticos, pedagógicos y comunicacionales de la “twitteratura dieron lugar a tres largas horas de discusión.

Para aquellos que se preguntan qué es la “twitteratura“: se trata de una nueva forma de expresión literaria que consiste en contar una historia o expresar una opinión en 140 caracteres máximo para después publicarla en la red social Twitter.

Cada vez más presente en el mundo del Twitter, la “twitteratura” comienza a invadir las escuelas. A los jóvenes les encanta este mundo y por ello es todo un beneficio para los profesores, ya que corregir un texto de 140 signos es menos trabajoso que corregir uno de 140 líneas, reseña La Presse.

Séneca, un precursor

En la primera mesa redonda, el editor Gilles Pellerin, el universitario Patrick Drouin, el periodista Fabien Deglise y el profesor de literatura, Marc Rochette, se consagraron a hablar sobre la “twitteratura

Para Gilles Pellerin, la “twitteratura” es una disciplina de la actualidad más precisa. Mientras que para Fabien Deglis,es una herramienta contra la simpleza de Twitter.

Marck Rochette no está aún muy involucrado en el mundo de la “twitteratura“, pero  destaca que “como profesor, yo soy el portador de una tradición literaria que debo dar a mis estudiantes. La “twitteraturaabre una brecha”

En cuanto a Patrick Drouin, es la terminología o no de la “twitteratura como tal la que es objeto de investigaciones.

Gilles Pellerin recordó que la brevedad en la literatura no es un fenómeno nuevo y que podemos encontrarlo en la poesía latina: ” Séneca habría sido el primer twitterautor. Más tarde, en el siglo XVIII, hubieran sido La Rochefoucauld y Chamfort“.

Para Patrick Drouin, quien considera que Twitter es como la navidad, la “twitteratura” permite tomar la palabra a las personas que no la tienen.

Constatando que el tuit aun no ha encontrado su lugar en la literatura, una dama  mayor un poco reaccionaria que tiene una dificultad de aceptar las novedades, Gilles Pellerin, ve en este fenómeno la emergencia de una sociedad de la palabra.

Fabian Deglise comento que la “twitteratura” da fuerzas a la cultura del fragmento, mientras que Marc Rochette concluyó diciendo que Twitter es un medio del extremo, de lo extremadamente pequeño en un mundo extremo.

Una herramienta pedagógica

Un poco más técnica, la segunda mesa redonda se trató sobre la discusión de la “twitteratura” en las escuelas reuniendo cuatro profesoras: Nathalie Cousin, una primera Annie Côté, una segunda Annie Côté y Marie Champagne.

La “twitteratura” permite enseñar a los niños a manejar la sintaxis y la gramática. ¿Por qué? Porque ellos adoran Twitter y lo toman como un tema serio.

Nathalie Cousin explicó que la “twitteratura” es una buena herramienta pedagógica además de ser una recompensa. De manera que los alumnos se involucran completamente: “Para mi Twitter no es el objetivo, pero permite tener aprendizajes. Es un mundo infinitamente pequeño que se abre sobre lo infinitamente grande”. Eso infinitamente grande es el manejo correcto del francés o del idioma en general.

Como los niños de 10 o 11 años no pueden tener una cuenta de Twitter, los profesores abren una cuenta para toda la clase. Para Marie Champagne, la cuenta de la clase la ayuda a motivar a sus alumnos: “Cuando vamos al laboratorio de informática, ellos van locos de la felicidad. La cuenta de clase es vista como una recompensa”.

La segunda Annie Côté se ha dado cuenta que Twitter eliminaba las barreras entre los fuertes y los débiles: ” El Twitter se convierte en un elemento de unión. La “Twitterature” cambia la manera de enseñar el francés”.

¿El peligro de esta nueva herramienta pedagógica? Respuesta de la primera Annie Côté: “La dependencia. Igualmente hace falta prevenir a los estudiante contra el falso sentimiento de proximidad que proporcionan las redes sociales“.

Gratificación instantánea

Fueron los “twitterautores” los que tomaron lugar en la tercera mesa redonda. Los participantes: el padre fundador del Instituto de la “twitteratura” comparada de Quebec, Michèle Dumont, Nicolas Guay, Simon Paquin y Alexandre Laferrière.

Uno de ellos está involucrado en el mundo del Twitter por causalidad. El otro, escritor de sábado y domingo, comenzó por un blog antes de orientarse hacia la “twitteratura“. Sin olvidar Michèle Dumont, un profesional de recursos humanos que ha descubierto  la “twitteratura” en el desarrollo del primer festival literario de Quebec, hace dos años.

Una cosa para recordar sobre sus propósitos: publicar un tuit y recibir reacciones casi que inmiediatas, da a los “twitteautores” una gratificación instantánea. Al escucharlos, es esta satisfacción la que parece ser el elemento motor.

Foto: Pablo A. Ortiz/Noticias Montreal