martes, 23 de octubre de 2012

La calidad de vida de los canadienses ha caído considerablemente desde la recesión, según estudio

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Canadá Brossard Dix 30 Montreal Peatones

Canadá siempre ha recibido halagos por la manera en que vadeó la crisis financiera de 2008. Sin embargo, las estadísticas señalan que el índice de calidad de vida de los canadienses ha ido en picada.

Los investigadores de la Universidad de Waterloo presentaron un reporte en el que se explica que la calidad de vida de los canadienses cayó 24% entre el inicio de la recesión de 2008 y el año 2010.

En ese periodo el PIB cayó 8,3% hasta que a finales de 2010 empezó a repuntar nuevamente, según señala la cadena CBC.

“Cuando la economía de Canadá era próspera los canadienses solo veían mejoras modestas en su calidad de vida. Pero cuando la economía tropezó, nuestro bienestar dio un desproporcionado paso hacia atrás”, dijo a la agencia Canadian Press Roy Romanow, antiguo primer ministro de Saskatchewan y uno de los principales directivos del grupo que realizó el estudio.

Para el grupo de investigadores, la desproporción entre el crecimiento económico y el crecimiento del índice de bienestar no es algo nuevo. Entre 1994 y 2010 el PIB canadiense creció 29%, pero el índice de bienestar solo aumentó en 5,7%.

Los investigadores creen que el índice de bienestar da una visión mucho más completa en comparación al estado de los ciudadanos, pues toca temas como el ambiente, la democracia y muchos otros factores de la vida de los canadienses.

Lo negativo

Según el informe, Canadá está presentando tendencias “preocupantes” en varias áreas, como el medio ambiente, los tiempos de diversión y los estándares de vida.

Canadá ha ido reduciendo sus emisiones de gases con efecto invernadero, aunque el crecimiento de las industrias ha ido contrarrestado estos avances. Al mismo tiempo el tiempo dedicado a la relajación y diversión de las personas ha caído 7,8% desde 1994, en parte por un número menor de visitas a parques nacionales o actividades culturales.

Así mismo, el informe muestra preocupación por los estándares en cuanto a salud, educación y los compromisos democráticos.

Lo positivo

El estudio admite que la criminalidad y la violencia están en sus niveles más bajos desde 1994, lo que se traduce en una sociedad tranquila que se siente segura de caminar por sus calles.

Además el voluntariado sigue creciendo y se está convirtiendo en una marca de la sociedad canadiense, la cual muestra un gran sentido de comunidad y de ayuda por su entorno.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal