viernes, 26 de octubre de 2012

Entregaron los premios Príncipe de Asturias en España marcados por protestas

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En la localidad española de Oviedo, fueron entregados hoy los premios Príncipe de Asturias. Entre los galardonados se destacan los futbolistas del Madrid y del Barsa, Iker Casillas y Xavi Hernández; el arquitecto español Rafael Moneo; el creador del video juego «Super Mario», el japonés Shigeru Miyamoto; y la filósofa estadounidense Martha Nussbaum.

El premio fueron entregados precisamente por el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, quien estaba en compañía de su esposa Letizia.

No faltaron las protestas en la afueras del local de la ceremonia.

La Jornada

La ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias en Oviedo, en el norte de España, se vio marcada hoy por las protestas por los recortes en el país, que sufre una grave crisis económica.

Los galardonados de este año, entre ellos los futbolistas españoles Iker Casillas y Xavi Hernández, los más aclamados a su llegada por los curiosos congregados allí, recibieron los premios, considerados «el Nobel español», en un Teatro Campoamor blindado ante la protesta en la plaza situada frente a él.

Bajo el lema «Ni recortes ni privilegios», se concentraron allí dos centenares de personas para protestar por los ajustes que el gobierno de Mariano Rajoy está aplicando en el país y criticar una ceremonia que, según dijeron, es «todo lo contrario a la austeridad».

Los manifestantes recibieron a los príncipes Felipe y Letizia y a la reina Sofía con pitidos, gritos y banderas republicanas. «¡Manos arriba, esto es un atraco!», corearon.

El príncipe Felipe aludió a la situación económica de España en su discurso, uno de los más importantes de los que pronuncia anualmente, y en el que llamó a todas las instituciones del Estado a «servir» a los ciudadanos y «animar» su confianza atendiendo a su bienestar, en un momento de «sacrificios» para tantos españoles. El heredero del trono español llamó a «promover y alentar una conciencia social» que valore lo que España tiene «de positivo» y ayude «a proyectar una buena imagen» del país.

No dejó tampoco pasar la ocasión para destacar la importancia de la Constitución española, en pleno desafío independentista desde Cataluña, donde el jefe del gobierno regional, Artur Mas, pretende celebrar un referéndum de autodeterminación tras las elecciones que ha anticipado al 25 de noviembre.

Desde la aprobación de la Constitución, en 1978, los españoles han aprendido a «resolver» sus diferencias «respetando las leyes», dijo.

«Y a lo largo de estos años de democracia, todos juntos, hemos acumulado un patrimonio extraordinario de libertad, de respeto y de civismo, como nunca antes en nuestra historia, que debemos cuidar, proteger y -como toda obra humana- acrecentar y perfeccionar».

Casillas, arquero del Real Madrid, y Hernández, mediocentro del Barça, recibieron del heredero del trono español el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, que la fundación del mismo nombre les otorgó por simbolizar «los valores de la amistad y el compañerismo más allá de la máxima rivalidad» de sus equipos.

Fue la segunda ocasión en que ambos desfilaron por el Teatro Campoamor, ya que recogieron el mismo premio cuando la selección española de fútbol ganó el Mundial de Sudáfrica 2010, dos años después de la Eurocopa de Austria/Suiza 2008.

Los premiados fueron recogiendo uno a uno de manos del príncipe Felipe el título acreditativo de los premios dotados con 50.000 euros (casi 64.700 dólares) cada uno y una escultura de Joan Miró.

Entre los galardonados, además de Casillas y Xavi, se encontraban también el arquitecto español Rafael Moneo (Artes), la filósofa estadounidense Martha Nussbaum (Ciencias Sociales), el japonés Shigeru Miyamoto, padre del famoso videojuego «Super Mario» (Comunicación y Humanidades) y los expertos en inmunología Gregory Winter y Richard A. Lerner (Investigación Científica y Técnica).

Recogieron también los galardones los representantes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Luna Media Roja (Cooperación Internacional) y los de la Federación Española de Bancos de Alimentos (Concordia).

El gran ausente de la ceremonia fue el escritor estadounidense Philip Roth (Letras), quien no pudo desplazarse hasta Oviedo por estar convaleciente de una operación.

Foto: Notimex