jueves, 1 de noviembre de 2012

Consultores en inmigración buscan mecanismos para proteger a personas interesadas en venir a Canadá

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Congreso CRCIC Canada Jesus Hernandez

Desde este miércoles en Montreal y hasta mañana viernes, el Conseil de Réglementation de Consultants en Immigration du Canada (CRCIC, por sus siglas en francés), viene celebrando su Congreso anual en Dorval. En el evento, el organismo -que reagrupa a unos 2.400 consejeros certificados en el área de inmigración-  debate cómo proteger a quienes recurren a estos profesionales para realizar diferentes trámites de inmigración al país.

En el congreso se han realizado diversas conferencias, todas orientadas al tema de la protección del cliente. Durante la primera jornada del evento, llevada a cabo ayer, se recordó que el CRCIC es el único organismo acreditado de todo el país, cuyos miembros están autorizados y certificados para operar como consejeros y consultantes en migración a Canadá. Estos pueden cobrar por sus servicios.

Cabe recordar en este punto que cualquier persona que dé consejos de esta naturaleza y cobre por ello,  sin estar acreditado, está fuera de los marcos legales y, por ende, cometiendo un delito, según nuevas reglamentaciones jurídicas que entraron en vigencia a mediados de 2011.

Jesús Hernández, director y presidente de la Asociación Latinoamericana de Consultores Canadienses Acreditatos  en Inmigración (ALCAI), es uno de los miembros activos de esta comunidad de profesionales. En entrevista con Noticias Montreal, explicó que debido a que existen convenios de carácter internacional entre Canadá y otros países, quienes cumplen esta función de consejero en inmigración fuera de las fronteras canadienses -siempre que cobren por ello- también son personas acreditadas.

Recientemente, denunció Hernández, se han dado casos graves de fraude de asesoría fuera de la nación, por lo que las autoridades canadienses están trabajando para encontrar soluciones al escenario fraudulento que se está dando en varias regiones, incluyendo Latinoamérica.

“La Policía Montada de Canadá está investigando. Hay pruebas de que en América Latina, por ejemplo, hay consultores que se están aprovechando del sueño que muchos tienen de venir a Canadá. Pero esas personas pueden ser advertidas o incluso suspendidas de sus funciones como consejeros o consultores, pues existen convenios internacionales que así lo establecen”, indicó el presidente de la ALCAI.

Recomendaciones

También durante la primera jornada del Congreso, los miembros de la ALCAI tuvieron una reunión con Francisco Angulo, asistente parlamentario del diputado federal del Nuevo Partido Democrático (NPD),  François Pilon (Laval).

Angulo se reunió con los profesionales en asesoría para la inmigración, de manera de dar a conocer más herramientas –o reafirmar las ya conocidas- para la defensa y protección de sus clientes.

Como se sabe, una de las herramientas con las que cuentan quienes están en procesos de inmigración y sus tiempos fueron superados con creces sin obtener respuesta concreta de las autoridades de ciudadanía e inmigración, es acudir al diputado federal de su circunscripción. Dependiendo del trámite están establecidos diferentes lapsos que puede conocer aquí.

“En ese caso, el diputado está en la obligación de comunicarse con Inmigración Canadá y dar una respuesta en 24 horas”, dijo Hernández, según confirmó ayer en la reunión el asistente parlamentario.

En el encuentro se debatió abiertamente sobre los cambios en esta área que lleva adelante el Gobierno conservador de Stephen Harper con el ministro Jason Kenney  a la cabeza de las reformas. Para Hernández, el escenario actual es mucho más cerrado que en el pasado haciendo a la inmigración un proceso más difícil.

Precisamente ayer, el misnitro Kenney dio a conocer las metas de inmigrantes que recibirá el país en 2013 y expresó que la intención de Canadá es hacer un énfasis particular en los trabajadores y estudiantes extranjeros, quienes tendrán muchas más posibilidades de permanecer en el país, gracias a los programas de experiencia canadiense que ha venido activando el Gobierno.

A juicio de Hernández, los consejeros en inmigración cumplen un rol fundamental, aun más en estos tiempos de cambios en las  políticas migratorias. “Quien quiere venir a Canadá no necesita un asesor para realizar su trámite. Lo que sí tiene, con seguridad, al recurrir a un profesional, certificado, calificado, es que no va a cometer errores en su expediente o que no va a tener falsas esperanzas de cumplir ese sueño de venir al país”, concluyó.

Foto: Joel Meneses