sábado, 3 de noviembre de 2012

Se elevan a 4 las víctimas de la fiesta de Halloween en España tras morir hoy la joven Belén Langdon

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Una nueva víctima se registró hoy en Madrid producto de la tragedia que se produjo en el Madrid Arena.

Belén Langdon, de 17 años, quien resultó seriamente herida al ser aplastada por la muchedumbre, no sobrevivió. Con su muerte se elevan a cuatro los fallecidos de la fatídica fiesta de Halloween.

El País

Belén Langdon, la joven ingresada en el Hospital 12 de Octubre tras el aplastamiento en la fiesta del Madrid Arena, ha fallecido este sábado a las 08.50 horas, han informado fuentes hospitalarias. La joven, de 17 años, se encontraba en estado muy crítico, en cuidados intensivos, desde que ingresó al hospital el pasado jueves. La chica, donante de órganos, será trasladada esta tarde al Anatómico Forense. La capilla ardiente será mañana a las cinco en el tanatorio de San Isidro y el lunes el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, oficiará una misa de cuerpo presente en la catedral de Alcalá. El entierro será en San Isidro. La otra herida en la fiesta, María Teresa Alonso, de 20 años, se encuentra en la UVI de la Fundación Jiménez Díaz y continúa estable dentro de la gravedad. Las muchachas estuvieron durante varios minutos en parada cardiorrespiratoria, de la que los sanitarios del Samur pudieron sacarlas.

Los padres de la menor, a los que la tragedia sorprendió de viaje en Brasil, acudieron a primera hora de la tarde de ayer al citado hospital tras aterrizar en el aeropuerto de Barajas. Sus amigos también fueron al hospital: «Se ha ido lo mejor de este mundo», decía uno de ellos con lágrimas en los ojos.

Este fallecimiento eleva a cuatro el número de víctimas mortales en esta tragedia; las otras son tres chicas de 18 años que también murieron aplastadas en la estampida humana que se produjo en uno de los pasillos del pabellón, supuestamente tras el lanzamiento de una bengala.

En un principio, Belén Langdon fue identificada erróneamente porque su huella dactilar no coincidía con el DNI que llevaba (solo los mayores de edad podían entrar en la fiesta). Belén era muy aficionada al deporte, en especial a las carreras de campo a través y estudiaba en el colegio Aldeafuente, de la empresa Fomento, en la urbanización La Moraleja de Alcobendas.

Un portavoz de la empresa organizadora de la fiesta ha asegurado que se respetó el aforo del recinto y que no le costa que hubiera más menores aparte de la chica herida de 17 años, y ha responsabilizado de los hechos a quien tiró la bengala. En declaraciones a la Cadena Ser, Jorge Morales ha asegurado que según los datos que tiene la empresa a la que representa, se vendieron 9.650 entradas y dentro del recinto había ese mismo número de personas, ya que, según ha dicho, «había un riguroso control de acceso» a través de una empresa que validaba las entradas para evitar duplicaciones y falsificaciones.

Según Morales, la empresa se basa en datos oficiales y no en los testimonios ,»en algunos casos con espurios fines», que se han escuchado sobre gente que se «coló» en la fiesta o sobre la presencia de menores en la misma. «No me consta que hubiera fallos en el control de acceso», ha insistido, antes de quitar toda responsabilidad a la empresa que representa, porque, según ha dicho, cumplió con «toda la normativa». Ha repetido, en este sentido, que tanto la Delegación del Gobierno como el Ayuntamiento -propietario del recinto- dieron el visto bueno al plan de autoprotección del recinto y ha asegurado que había una dotación de más de 100 personas encargadas de la seguridad, además del refuerzo de Policía Municipal y Nacional que había fuera del local.

Por ello, ha dicho que la empresa organizadora no tiene ninguna responsabilidad en la tragedia, y ha pedido que se investigue de forma exhaustiva al individuo o individuos que «por su actuación proterva han generado el mal». «Aún extremando las medidas y normas de seguridad, siempre puede haber alguien que, utilizando el disfraz, bajo anonimato, y previendo que puede haber una situación de estampida, genera ese mal deliberadamente», ha acusado.

De los 38 agentes de seguridad que había esa noche en el recinto, solo cinco estaban en el único acceso controlado, informa la Cadena SER, que cita fuentes de la empresa de seguridad privada. Los 33 restantes estaban fuera, rodeando el perímetro del Madrid Arena.

Foto; Pantalla video antena3.com