lunes, 5 de noviembre de 2012

América Latina presente en el «Sommet de Montréal sur l’Innovation»

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Cumbre innovacion Montreal

La semana pasada, convocado por el Quartier de l’Innovation de Montréal, la Universidad McGill y la Escuela de Tecnología Superior (ETS) y organizado por el Consejo de Relaciones Internacionales de Montreal (CORIM), se realizó en la ciudad la segunda Cumbre de Montreal sobre la Innovación. 

En esta edición del evento, el tema central fue el de los “barrios de la innovación”.  Así, 25 peritos presentaron ponencias sobre la creación, desarrollo y resultados de “barrios de innovación” creados en sus respectivos países.  En representación de América Latina, se expuso el caso del parque tecnológico de Curitiba, Brasil.  Para compartir esta experencia con los montrealeses, fueron invitados los expertos brasileños Ramiro Wahrhaftig y Antoine Moreau, representantes de la presidencia de la Federación de Industrias del Paraná.  Estuvimos conversando con ellos.

-Noticias Montreal: Usted, que fue secretario de Educación y de Ciencia y Tecnología del estado del Paraná, cuéntenos sobre el compromiso estatal en esa región del Brasil con el desarrollo en cuanto a la innovación…

Ramiro Wahrhaftig: El Estado está muy comprometido.  Existe un fondo de apoyo, tanto del gobierno federal como del estatal, al desarrollo de proyectos tecnológicos.  Hace unos meses, por ejemplo, el gobierno federal lanzó un programa que se llama “Ciencia sin fronteras”, para formar, en el Brasil y en el exterior, a 100.000 científicos brasileros de diversas áreas, incluyendo las tecnológicas e industriales.

Además, en el Paraná, fue aprobada recientemente una “Ley de Innovación”, que incentiva el desarrollo de proyectos innovadores y que ha generado una mayor proximidad entre el sector público y el privado.  Esta ley hace posible que el sector privado utilice los laboratorios y los recursos públicos para hacer sus programas de investigación aplicada.  Y esa integración entre el sector público y el privado es fundamental para que exista realmente innovación.

-N.M: Canadá y Brasil cada vez se consolidan más como socios comerciales, económicos y culturales.  ¿Están desarrollando proyectos conjuntos o existe cooperación entre estos países en cuanto al tema de la innovación?

Cumbre Innovacion Montreal Ramiro Wahrhaftig y Antoine MoreauR. W: Sí existen proyectos en el cual los dos países están asociados y, en el Paraná, hemos tenido una colaboración muy significativa con la provincia del Quebec.   Incluso, cuando estuve en el gobierno, en el año 2002, hicimos en Quebec una feria de la industria del Paraná.  Y proyectos como el del “Quartier de l’innovation”, de Montreal, y el nuestro, de territorios de innovación en el campo de la industria, pueden fortalecer mucho esa cooperación tecnológica e industrial.

-N.M: ¿Además de los proyectos que se están desarrollando en Curitiba, que otros casos de innovación en América Latina podría destacar?

R. W: El interés por la innovación es bastante reciente en América Latina.  Personalmente, conozco sobre todo los proyectos brasileros.  Y, entre ellos, destacaría un gran proyecto que se está desarrollando en Río de Janeiro, muy enfocado en el campo del petróleo y del gas, y otro proyecto, muy interesante, que existe en Florianópolis, que involucra al sector universitario y a la comunidad local.

-N.M:  ¿Cómo el fortalecimiento de la innovación puede contribuir a la consolidación del Brasil como potencia mundial?

R. W: No sé si tengamos la pretensión de ser potencia mundial.  No somos una nación militarizada.  El país es, sí, un país muy rico en recursos naturales, como el Canadá, pero nosotros tenemos unas condiciones climáticas muy favorables.  Y como el Brasil tiene doscientos millones de habitantes y tiene tantas particularidades, casi todo lo que se hace allí, en cuanto a innovación, está más que todo dirigido al mercado brasileño, sin mayor extensión internacional.  Por ejemplo, tenemos una industria muy fuerte de software y de tecnologías de la información y de la comunicación: aproximadamente el 80% del software utilizado en el Brasil es hecho por industrias nacionales.

-N.M: ¿Cree que es importante realizar eventos como este, que pongan en comparación y en contacto proyectos de innovación?

Antoine Moreau: Cada ciudad y cada país tiene sus peculiaridades.  Los contextos siempre son diferentes.  Y cada contexto exige distintos mecanismos y modelos de innovación territorial.  Lo más interesante de eventos como este es que todos los proyectos que se han expuesto tienen en el fondo la misma idea, la de promover el desarrollo y volver las ciudades más propicias para la innovación. Y para eso hay que intercambiar experiencias, comentar los aciertos de los proyectos que se han desarrollado en diversos lugares, y también las fallas, para poder pensar en planes alternativos en aras de no caer en los mismos problemas.   Esto nos da, por tanto, algunos indicadores de caminos y mucha solidez, en cuanto a estar avanzando en la dirección correcta.  Para poder innovar, hay que tener una cultura de innovación, y, la creación de un hábitat innovador, como se está proponiendo en Curitiba, se da del hecho de que la comunidad ya tiene una estructura muy interesante, una sinergia muy importante entre entidades clave, como universidades, industrias, administración pública y otros organismos que son considerados innovadores.

-N.M:  ¿Qué piensa de los proyectos de innovación que se están llevando a cabo en Montreal? 

A.M: Son proyectos que adhieren a muchas de nuestras ideas, principalmente a lo concerniente a la promoción de vida y trabajo juntos.  Esa preocupación está presente en el discurso del Quartier de l’Innovation, de la ETS, de McGill y de la alcaldía de Montreal, que buscan promover espacios donde las personas puedan cooperar en un ambiente de trabajo y convivir en un ambiente urbano.  Es fundamental que haya vida, trabajo y diversión juntos.

-N.M:  ¿Cuál sería su balance personal de esta Cumbra de Montreal sobre la Innovación? 

A.M: Creo que hemos visto proyectos que van por buen camino, especialmente, en nuestro caso, el de la creación de campos de industria y de territorios de innovación, en Curitiba.  Son proyectos con buenas bases, independientemente del tamaño de las ciudades donde se están llevando a cabo.  Para nosotros, esta experiencia ha sido un estudio de caso muy interesante y creemos que se trata del comienzo de alianzas muy importantes con otras ciudades líderes en este campo.

 Foto: Sylvie-Ann Paré