martes, 6 de noviembre de 2012

Polémica por condecoraciones otorgadas por el Vaticano

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

¿Los servicios informativos del Vaticano no funcionan?

Debe ser así, aunque en algunos casos quizá nadie sospechaba nada. Nos referimos a que en la lista de los condecorados por la Santa Sede figuran numerosas personas relacionadas con los mundos delictivos, con la mafia y pederastas.

Recientemente se hizo mención de la condecoración que recibió Jimmy Savile, fallecido  presentador de la BBC, quien resultó acusado de abuso sexual de decenas de menores de edad. Savile, recibió en 1990 la orden pontificia de San Gregorio Magno, con el título de comendador de parte del Vaticano.

Reporte de El Mundo.es

Hay pederasta en serie. Capos mafiosos. Presuntos delincuentes investigados por haberse embolsado fuertes comisiones y clientes asiduos de los circuitos de prostitución gay. No cabe duda: entre las personas galardonadas por el Vaticano con títulos honoríficos hay bastantes sujetos impresentables. Una realidad que ahora ha vuelto a salir a la luz de la mano de un par de casos absolutamente bochornosos y que supone un duro varapalo para la imagen de la Santa Sede. Hasta tal punto que el Vaticano parece decidido a reforzar los controles para evitar que puedan seguir recibiendo sus honores y condecoraciones tipos muy poco merecedores de las mismas.

Uno de los últimos casos que ha hecho saltar las alarmas es el de Jimmy Savile, el ya fallecido presentador de la BBC que según todos los indicios abusó sexualmente de decenas de menores de edad. Savile fue distinguido en 1990 con el título de comendador de la orden pontifica de San Gregorio Magno por su compromiso con numerosas iniciativas de beneficencia, un título prestigioso concedido directamente por el Vaticano y que le daba derecho a llevar en la pechera la insignia distintiva de los miembros de esa orden (una cruz de Malta con la imagen de San Gregorio Magno) y a vestir su uniforme oficial (verde oscuro con ricos bordados en plata, espada y sombrero decorado con pluma negra).

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha recalcado que con la muerte de Savile en 2011 el título que le había concedido la Santa Sede también ha expirado. Pero lo que continúa es el escándalo. Sobre todo porque hay otros condecorados por el Vaticano que no parecen muy recomendables y que siguen vivos y gozando de buena salud.

Otros ilustres bendecidos

Ahí está por ejemplo Guilio Lampada, un tipo encerrado desde hace un año en prisión por asociación mafiosa, sospechoso de ser uno de los capos de un clan mafioso de la ‘Ndrangheta’, la mafia calabresa, y que según la fiscalía de Milán se dedicaba a gestionar salas de juego, a lavar dinero sucio y a corromper jueces pagándoles servicios de prostitutas de lujo.

Pues ahí donde le tienen en 2009 fue galardonado por el Vaticano como caballero de la orden de San Silvestre Papa, con un documento que lleva la firma del mismísimo cardenal Tarcisio Bertone, el número dos de La Santa Sede por debajo solo de Benedicto XVI.

Se supone que esa condecoración la reciben quienes se han distinguido por ayudar a la Iglesia y por sus excelencias profesionales o artísticas. Así que ahora Lampada ha osado llamar al cardenal Bertone a declarar en su defensa en el juicio que se sigue contra él. Al fin y al cabo, ser caballero de la orden de San Silvestre Papa es una especie de reconocimiento de honorabilidad…

El servidor del Papa que pagaba a seminaristas por sexo

Ya hace un par de años los títulos que concede el Vaticano sufrieron un fuerte daño a su credibilidad de la mano de Angelo Balducci, ex presidente de la Comisión italiana de Obras Públicas y acusado de ser uno de los responsables de una amplia red de comisiones ilegales.

Además, según revelaron varias interceptaciones telefónicas realizadas por orden judicial, Balducci pagaba a seminaristas a cambio de mantener relaciones sexuales con ellos. «Angelo, sólo te digo que mide 2 metros, pesa 97 kilos, tiene 33 años y es completamente activo», le indicaba en una de las conversaciones grabadas la persona (presuntamente un religioso) que se ocupaba de suministrarle chicos.

Pues bien: Balducci era gentilhombre del Papa, los dignatarios de la Corte Pontificia que entre otras cosas se encargan de acompañar a los Jefes de Estado y de Gobierno cuando entren en el Palacio Apostólico para asistir a una recepción con el Papa. Además, también era asesor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. En 2010, tras ser arrestado, el Vaticano decidió retirarle esos títulos.

Foto: news.wikinut.com