jueves, 8 de noviembre de 2012

Parlamento griego aprueba paquete de austeridad mientras la violencia gana terreno en las calles

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Aunque con una ligera ventaja, el Parlamento griego aprobó hoy el plan de austeridad presentado por el primer ministro Antonis Samaras.

Grecia necesita poner en marcha estas medidas para seguir recibiendo el apoyo financiero de la Unión Europea. Sin embargo, esto no es del agrado de un gran sector de la población que no cesa de protestar. Justamente hoy, mientras se aprobaban las medidas, en las afueras del Parlamento la violencia se apoderaba de las calles.

La aplicación de estas medidas también está empezando a debilitar la alianza de los partidos que forman la coalición de gobierno. Veintiún parlamentarios de esta coalición votaron en contra del paquete financiero.

El Mundo.es

El parlamento griego ha aprobado esta noche un nuevo plan de reformas estructurales y de austeridad tras una reñida votación. El gobierno del primer ministro Antonis Samaras necesitaba al menos 151 votos a favor de los 300 diputados de la cámara para que se aprobasen las medidas. Finalmente han sido 153 los votos positivos.

Aunque se ha aprobado el plan, conocido ya como el «tercer memorando griego«, el resultado deja muy tocada a la coalición tripartita que dirige Grecia: de los 174 diputados con los que contaba la unión entre conservadores, socialistas e izquierdistas radicales, han votado en contra de las propuestas 21 parlamentarios. Inmediatamente después de las votaciones Samaras ha expulsado a un diputado de la bancada de su partido, los conservadores de Nueva Democracia, por votar en contra de las medidas. Evagelos Venizelos, líder de los socialistas griegos (Pasok) ha repetido la acción de Samaras con seis de los parlamentarios de su grupo.

Hasta 15 diputados de Izquierda Democrática, el partido más pequeño de la coalición, se han abstenido de votar a favor de las reformas estructurales por su oposición a medidas como la flexibilización del mercado laboral. El principal partido de oposición, la Coalición de Izquierda Radical (Syriza) de Alexis Tsipras ha pedido la celebración urgente de elecciones anticipadas tan sólo cuatro meses y medio después de la formación del nuevo gobierno.

El parlamento griego ha aprobado hoy medidas como el aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años, un copago sanitario por hospitalización de 25 euros a partir de 2014, recortes en los finiquitos por despido y la abolición total de las pagas extraordinarias de Navidad, Semana Santa y verano para los trabajadores.

Especialmente duras son las modificaciones en las pensiones: habrá recortes verticales en las pagas de hasta el 25%, además de una controvertida abolición de los suplementos de los que dependen muchos ancianos. Esta última medida puede dejar a muchos mayores con pensiones de unos 300 euros antes de impuestos.

El nuevo plan de austeridad plantea también el cese inmediato de 2.000 funcionarios: se les pagará el 75% de su sueldo durante un año y serán despedidos si no pueden ser recolocados en ese tiempo.

Disturbios

Las reformas estructurales del nuevo plan de austeridad han sido aprobadas en un día de graves disturbios en Grecia. Unas 60.000 personas se congregaron a las puertas del parlamento para protestar contra los recortes. La manifestación se tornó violenta cuando policía y manifestantes intercambiaron gases lacrimógenos y cócteles molotov. 70 detenidos y 8 policías heridos son el balance de las protestas del miércoles según las autoridades helenas.

La del miércoles era la primera votación de medidas encuadradas en el nuevo plan de austeridad heleno. Un nuevo sufragio parlamentario tendrá lugar el próximo domingo para aprobar o denegar los presupuestos del Estado para el año 2013. Unos 9.000 millones de euros han sido recortados de las partidas para ministerios tan sensibles como Educación, Sanidad o Defensa.

El «tercer memorando» heleno, pactado por el gobierno con la Troika (CE, BCE, FMI), incluye reformas, recortes y subidas de impuestos por un total de 13.500 millones de euros. La aprobación de las nuevas medidas es básica para que los acreedores del país aprueben el desbloqueo de 31.500 millones de euros. Sin ese dinero, Grecia podría entrar en bancarrota a mediados de noviembre, según el primer ministro Samaras.

Foto: Pantalla de video elmundo.es