viernes, 9 de noviembre de 2012

Primera ministra quiere energías «verdes» pero admite que el petróleo sigue siendo clave

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Pauline Marois Primera Ministra de Quebec

Planes a largo plazo, un buen sistema de transporte colectivo, el desarrollo de energías ecológicas y una economía sólida. Esas son las prioridades de la primera ministra de Quebec para Montreal.

Pauline Marois paso por la metrópolis y explicó la visión que su gobierno tiene para la principal ciudad de la provincia. Sus palabras fueron parte de un encuentro entre la mandataria y empresarios de la ciudad.

Los miembros de la Cámara de Comercio Metropolitana de Montreal se mostraron mucho más tranquilos en comparación a la visión que tenían antes de las elecciones, cuando las políticas anunciadas por el Parti Québécois levantaron numerosas críticas.

“Sentí personas en la asamblea que estaban positivamente seguras por ese discurso”, señaló Michel Leblanc, presidente de la CCMM. “Es claro que al principio hubo decisiones que fueron anunciadas y que parecían precipitadas”, dijo a la agencia Canadian Press.

Pero este viernes el discurso de Marois lució mucho más prometedor para los empresarios de Montreal. Promete políticas para impulsar el desarrollo de un sistema de transporte eléctrico, energías verdes y planes económicos a largo plazo.

Así mismo, admitió que todavía la explotación de recursos como el petróleo sigue siendo una prioridad para impulsar la economía.

“Tenemos que impulsar nuestra transición hacia las energías limpias, pero para el periodo de transición y asegurar nuestra demanda, Quebec no puede dudar en explotar su potencial petrolero”, señaló la primera ministra.

La jefa del PQ no quiso responder directamente sobre el tema de las renuncias de los alcaldes de Laval y Montreal, sacudidos por numerosas denuncias de corrupción. Simplemente dijo que “es vital” para Montreal llevar adelante los proyectos de construcción, sobre todo a nivel vial, pero sin dejar de lado la lucha contra la corrupción.

Marois señaló que manejará con “rigor” las finanzas de la ciudad y de todo Quebec y pide a los empresarios que no miren hacia fuera de la provincia y que vean todo el potencial posible en Quebec.

Sin embargo, la primera ministra tendrá en frente una dura prueba una vez presente su nuevo presupuesto, el cual será presentado el 20 de noviembre. Sus propuestas podrían hacer temblar su gobierno a pocos meses de haber sido elegido.

Foto: Clément Allard – Parti Québécois