sábado, 10 de noviembre de 2012

Banco español suspende ejecución de hipotecas, sensibilizado por el suicido de Amaya Egaña

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Pareciera que no ha sido en vano el suicidio de Amaya Egaña. Ha logrado sensibilizar al menos a una institución bancaria española, la Kutxabank, quien decidió hoy suspender de forma inmediata todos los procedimientos de ejecuciones hipotecarias.

Algunas otras instituciones, como Bankia, se justifican pero no harán nada al respecto. De todas maneras dicen que el desalojo es la «última instancia».

Hay desconfianza si la suspensión de esta medida es una política sana para los banco. El presidente del Banco Popular dice que paralizar los desahucios podría «premiar» el impago y añadir «dificultades» a la recuperación de la economía.

Rtve.es

Kutxabank, el banco surgido de la fusión de las cajas de ahorro vascas, suspenderá «de forma inmediata» todos los procedimientos de ejecución hipotecaria hasta que se conozca la nueva regulación en la materia.

La entidad ha informado esta tarde en un comunicado que el presidente de Kutxabank, Mario Fernández, «ha dado instrucciones para que la entidad suspenda de forma inmediata todos los procedimientos de ejecución hipotecaria, en tanto en cuanto se conozca la nueva regulación que afectará a los mismos».

Kutxabank ha precisado que la resolución dictada por el presidente de la entidad afecta sólo a las hipotecas sobre primeras viviendas.

Fuentes de Kutxabank han puntualizado a Efe que se trata de una «iniciativa» de la entidad financiera.

Evitar «premiar» el impago

El presidente del Banco Popular, Angel Ron, ha avisado de que introducir cambios en la ley hipotecaria para paralizar los desahucios podría «premiar» el impago y añadir «dificultades» a la recuperación de la economía. «Lo que se haga, que no perjudique a la inmensa mayoría que paga», ha aconsejado.

En declaraciones a los medios tras la junta general de accionistas extraordinaria, Ron ha concretado que en los últimos tres años Popular sólo ha ejecutado un desalojo y posteriormente procedió a readmitir a la persona afectada. «La política de Popular es la de no desahuciar», ha garantizado Ron.

Ante lo que ha calificado de «problema enorme» de la sociedad, el banquero ha detallado que Popular ha refinanciado y renegociado desde el inicio de la crisis un total de 50.000 operaciones de crédito hipotecario.

Ron además ha instado a ampliar el código de buenas práctica para hacerlo «mucho más flexible» a las entidades. «Los cambios podrían tener un efecto demoledor sobre la riqueza de las familias», ha avisado, para después circunscribir el problema sólo al 4% de la familias que se encuentran en situación de mora.

Bankia se justifica

La entidad financiera Bankia ha modificado en España las condiciones de préstamo a 80.000 clientes desde 2009, ha aceptado 4.300 daciones en pago y considera que el desahucio «es, siempre, la última opción y la menos deseada».

Así lo indica la entidad financiera en un comunicado en el que afirma, en relación con el anuncio del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife de que iba a retirar sus fondos de Bankia ante el inminente desahucio de una vecina, que el alcalde José Manuel Bermúdez no ha invitado «en ningún momento» a Bankia a formar parte del protocolo antidesahucios puesto en marcha por el consistorio.

Agrega, en relación con el desahucio de Carmen Omaña, ciudadana de Santa Cruz que emprendió una huelga de hambre por este motivo, que Bankia llevaba negociando desde hace cuatro años diferentes soluciones para esta clienta antes de que el juez decidiese el lanzamiento de su vivienda. Todas las soluciones dispuestas por Bankia han sido rechazadas hasta ahora, asegura.

Añade que el 26 de abril, dos meses antes de que el alcalde enviara una carta a una oficina de Bankia para tratar este asunto, la entidad y su cliente ya habían alcanzado un acuerdo, rubricado por Omaña, por el que ella se comprometía a abandonar la vivienda el 30 de junio pasado.

Carta del alcalde

El 22 de junio se recibió una carta en una oficina de Bankia remitida por el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, en la que trasladaba una solicitud de la plataforma contra los desahucios y en dicha misiva, Bermúdez expresaba su respeto a las «relaciones jurídicas entre terceros, sujetas al derecho privado», y ponía en conocimiento de Bankia la petición de la plataforma, «por si tuviera a bien valorar la posibilidad de acceder» a su solicitud.

Bankia dio acuse de la misma, pese a llevar desde mucho antes negociando con la clienta afectada, asegura.

Si la entidad no contestó es porque tiene un deber inexcusable de salvaguardar ante cualquiera -salvo las autoridades a las que la ley permite conocer estos datos, entre las que no están los ayuntamientos- la información relacionada con sus clientes, indica Banka, que reitera que llevaba negociando desde hace años con esta clienta, del mismo modo que hace con cualquier otro que atraviesa dificultades.

Asevera también Bankia que mantiene una posición de no negociar con colectivos ni grupos de personas para afrontar estos asuntos y que la relación se canaliza cliente a cliente.

En la mayoría de los casos se encuentran soluciones satisfactorias para ambas partes y si ahora se ha aceptado la participación del alcalde es porque el Ayuntamiento se ha mostrado dispuesto a aportar fondos para ayudar a la clienta a hacer frente a su renta de alquiler, afirma.

Foto: Efe