sábado, 10 de noviembre de 2012

Coderre propone la creación de un cargo de «policía de contratos» para combatir la corrupción en Montreal

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Denis Coderre Montreal

Después de una semana extremadamente movida en el mundo municipal, candidatos y dirigentes hablan sobre las estrategias a aplicar para combatir la corrupción y la colusión en Montreal.

“Es muy grave. El sistema municipal está muy enfermo”, declaró Richard Bergeron, de Union Montréal, a TVA Nouvelles.

Denis Coderre afirmó por su parte que es necesario establecer lineamientos “para que las decisiones sean tomadas en buen sentido”.

Sugiere, entre otras cosas, hacer una rotación de los funcionarios públicos que toman las decisiones importantes en la ciudad. “No puedes tener a un funcionario durante 15 años que esté encargado de decidir las mismas cosas”. Agregó que es imperativo escoger personas impecables. “Que no tengan esqueletos en el clóset”.

Coderre afirmó que propone la creación de un puesto de inspector general que tendría el poder de investigar, un poder policial que tendría acceso a una unidad permanente para realizar investigaciones. “Un policía de los contratos”, explicó.

Esta persona trabajaría en un registro de empresas que deberán “demostrar que tienen las manos limpias” para poder obtener contratos municipales o gubernamentales.

Pese al panorama actual, Coderre no cree necesario que Montreal esté bajo tutela.

Danielle Pillette, profesora en gestión municipal de la UQAM, tampoco cree que sea necesaria  la adopción de esta medida. “Hay que recordar que no hay una crisis financiera en el mundo municipal, hay es una crisis de prácticas, de transparencia”.

Mientras se realizan las elecciones municipales, Denis Coderre cree que un observador podría calmar el juego y restablecer un poco la confianza de los ciudadanos hacia sus funcionarios. Esta una idea con la que está de acuerdo Louise Harel, de Vision Montréal, y jefa de la oposición oficial. “Hay que inspirarse en lo que han hecho otras grandes ciudades”.

¿Más escándalos?

Pillette recordó que es posible que no se trate del primer y último escándalo de esta naturaleza que ocurre en Montreal, mencionando la construcción del Estadio Olímpico. “Cuando hay mucho dinero para los trabajos público, cuando hay grandes oleadas de trabajos públicos, hay también oleadas de algunas prácticas que se instalan en las municipalidades”.

El reporte mencionado por Michael Applebaum en su anuncio de renuncia despierta nuevas dudas sobre el aumento ficticio de costos de los contratos.

“Es escandaloso el hecho de que estos documentos hayan existido desde hace tanto tiempo y que nadie haya sabido de su existencia, incluyendo al alcalde Tremblay”, dijo Richard Bergeron.

Foto:  Facebook – Denis Coderre