domingo, 11 de noviembre de 2012

Despedidos 129 trabajadores del diario El País de España

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Un viejo conflicto, que tuvo un nuevo capítulo ayer. Ciento veintinueve trabajares de la empresa periodística El País, de España, fueron despedidos. En esta lista están algunos jubilados antes de tiempo.

Este despido sucede luego de una huelga de trabajadores y del rechazo por parte de éstos de una última propuesta de la empresa.

Los trabajadores apelarán a una instancia judicial.

El País, pertenece al grupo Prisa, liderado por Juan Luis Cebrián, quien habría sostenido que los despidos son necesarios «para garantizar el futuro del diario», afectado por sus altos costos, una baja de la publicidad, la crisis general que vive España y una deuda de más de 4 mil millones de dólares.

El grupo Prisa es propietario de varios medios de comunicación y editoriales, como Santillana, Cadena Ser, XEW, de México, Radio Caracol de Colombia, entre otros. Fue fundado por el empresario y editor Jesús de Polanco.

En cierto modo el grupo Prisa entró en un periodo de inestabilidad después de la muerte de Polanco, en el 2007. Y se cree que su peor decisión fue la de haber vendido su participación en la televisión privada, que aún se pude considerar un buen negocio en España.

Informa EFE

La empresa editora del diario El País ha puesto hoy en conocimiento de la Dirección General de Empleo las «condiciones finales» de un ERE que afecta a 129 trabajadores, informaron a EFE fuentes del periódico. Este ERE prevé la indemnización de 20 días por año trabajado con el límite de doce mensualidades.

Esta tarde, el comité de empresa ha enviado un email a cada uno de los afectados informándoles de que su nombre está en la lista.

Los trabajadores rechazaron ayer la última propuesta de la empresa en una asamblea celebrada después de tres jornadas de negociaciones y huelga en El País. 207 votaron en contra de la propuesta, 137 a favor y 21 en blanco. Según el comité de empresa, los trabajadores presentarán una demanda colectiva ante los tribunales para que el ERE se declare nulo o improcedente.

La última oferta de la empresa preveía la apertura de un período de adscripción voluntaria que contemplaba un plan de prejubilaciones para quienes tuvieran cumplidos los 58 años a 31 de diciembre de este año y otro de bajas incentivadas.

Para las bajas incentivadas, la empresa ofreció 35 días de salario por año trabajado con un límite de 24 mensualidades y un tope de 175.000 euros. El abono se iba a hacer en tres plazos.

Foto: Efe