domingo, 11 de noviembre de 2012

Parlamento griego aprueba Presupuesto para el 2013 con recortes de 9.500 millones de euros

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Ya de madrugada, el Parlamento griego aprobó el presupuesto de la nación para el 2013, en el cual se aprobaron  nuevas reducciones por un total de 9.500 millones de euros. El recorte sin duda afecta aéreas importantes como educación, sanidad y defensa.

Como hemos manifestado en anteriores oportunidades, la aprobación de estos recortes son exigencias de la llama Troika europea y constituyen un requisito indispensable para que Grecia pueda recibir un nuevo tramo de ayuda financiera por parte de la Unión Europea.

El Mundo.es

El Parlamento griego ha aprobado en la madrugada del lunes los presupuestos generales del Estado para 2013. El texto incluye recortes por un total de 9.500 millones de euros en ministerios clave como Educación, Sanidad y Defensa. La austeridad se cebará sobre todo en las pensiones, los salarios de los funcionarios, el sistema de salud y el gasto del Estado. Además, muchos impuestos y tasas sufrirán un nuevo aumento.

Esas medidas se encuadran dentro del nuevo plan de austeridad acordado por Grecia con sus acreedores, la ‘troika’ formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

«A partir de mañana comenzaré personalmente a buscar inversiones en Grecia y en el extranjero. Debemos mirar el ejemplo de Irlanda y otros países», dijo ayer el primer ministro heleno Antonis Samaras. Más explícito se mostró el ministro de Economía Yannis Stournaras: «, aseguró en la cámara. «Nos ponían como un ejemplo a evadir. Ahora seremos un ejemplo a seguir», añadió.

El pasado miércoles el parlamento ya aprobó una serie de reformas estructurales incluidas en el mismo plan por tan sólo dos votos: se pasaron medidas como la ampliación de la edad de jubilación hasta los 67 años, la introducción de un copago sanitario de 25 euros por hospitalización así como una flexibilización del mercado laboral, entre otras muchas medidas.

Finalmente el resultado del domingo ha sido el esperado: 167 diputados han votado a favor de los recortes. El desenlace ha sido más holgado que el del pasado miércoles, cuando las reformas estructurales sólo se aprobaron por 153 votos por la negativa de Izquierda Democrática (Dimar), el partido más pequeño de la oposición, a votar medidas como la flexibilización del mercado laboral.

Este domingo, sin embargo, la mayoría de sus parlamentarios sí han apoyado el presupuesto. La coalición tripartita sale debilitada de la consulta –ha perdido 9 miembros, incluído uno este domingo en el partido del conservador Samaras, tras diversas expulsiones por no votar a favor de las reformas- pero reforzada moralmente tras haber conseguido dos votaciones positivas al nuevo plan de austeridad.

Tampoco se dieron más deserciones en el partido del primer ministro Samaras (Nueva Democracia) ni en el Pasok de Evagelos Venizelos, tras el descalabro del miércoles cuando los conservadores expulsaron de su bancada a un diputado y los socialistas a siete por negarse a votar a favor de las reformas. La coalición tripartita sale debilitada de la consulta –ha perdido 8 miembros- pero reforzada moralmente tras haber conseguido dos votaciones positivas al nuevo plan de austeridad.

‘Tercer memorando’

La aprobación del ya conocido en Grecia como el tercer como ‘tercer memorando’ era un requisito para que la Troika desbloqueara un tramo de los rescates griegos por valor de 31.500 millones de euros, pendiente desde junio. Sin embargo, la decisión final no se tomará en la reunión del Eurogrupo de este lunes, como era la intención de Samaras.

Varios políticos comunitarios, entre ellos el ministro de Economía Alemán Wolfgang Schauble, han advertido que necesitan ojear un informe de la Troika sobre las reformas en Grecia para tomar una decisión sobre el desbloqueo de los fondos. Ese documento podría estar listo esta misma semana, pero no habría una decisión en firme por lo menos hasta finales de noviembre.

El gobierno griego podría entrar en bancarrota, según el ministro de Economía Yannis Stournaras, si el dinero no llega pronto. El país tiene que afrontar el vencimiento de 5.000 millones de euros de bonos en manos del BCE el próximo viernes, pero no puede pagarlos. Intentará hacerlo financiándose de manera urgente con Letras del Tesoro la próxima semana. «Grecia ha hecho su parte, ahora nuestros acreedores tienen que hacer la suya, y la harán», abundó ayer Samaras.

Foto: Reuters