martes, 13 de noviembre de 2012

Escándalo Petraeus: involucran al general John Allen, jefe de las fuerzas de la OTAN en Afganistán

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El general John Allen quien es el jefe las fuerzas de la OTAN en Afganistán está siendo investigado por mantener una abundante comunicación, juzgada «inapropiada», con Jill Kelley, la persona que en cierto modo destapó la relación extramarital que mantenía David Petraeus, el hoy exjefe de la CIA.

En efecto Allen ha mantenido entre el 2010 al 2012 entre 20.000 a 30.000 correos electrónicos con la indicada Jill Kelley, quien es una voluntaria social que trabaja en la Base MacDill de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha comunicado que ha abierto una investigación sobre el general John Allen, jefe de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, tras conocerse que había mantenido «comunicaciones inapropiadas» con una mujer, según ha informado un responsable estadounidense de Defensa, reseña Reuters.

La mujer receptora de estos correos, Jill Kelley, está ligada al escándalo sexual en el que se ha visto implicado David Petraeus, ex director de la CIA.

La sorprendente revelación amenaza con derribar a otro de los grandes nombres de los militares de EEUU y sugiere que el escándalo Petraeus -que trabajó en Afganistán antes de pasar a la CIA el año pasado- podría tener un alcance mucho mayor del que se preveía en un principio.

La investigación se produce pocos días después de la dimisión de Petraeus después de que saliera a la luz la relación extramatrimonial que mantenía con su biógrafa, Paula Broadwell.

El FBI ha descubierto entre 20.000 y 30.000 páginas de comunicaciones -correos electrónicos que abarcan desde 2010 hasta 2012- entre Allen y Jill Kelley, vieja amiga de la familia Petraeus en Tampa, Florida, y que trabajaba como voluntaria social con las familias de los militares en la Base MacDill de la Fuerza Aérea.

Fueron las quejas de Kelley sobre los correos amenazadores de Broadwell las que motivaron la investigación del FBI, que acabó alertando a las autoridades de la relación de Petraeus con Broadwell.

El nombramiento de Allen se pospone

Consultado sobre si había preocupación por la divulgación de información clasificada, el funcionario estadounidense manifestó: «Estamos preocupados por las comunicaciones inapropiadas No vamos a especular sobre lo que contienen esos documentos».

El secretario de Defensa, Leon Panetta, ha pedido que el nombramiento de Allen como Comandante supremo aliado en Europa se retrase y el presidente de EEUU, Barack Obama, ha aceptado su solicitud.

Estaba previsto que Allen, que se encuentra en Washington, fuese confirmado por el Senado este jueves, al igual que el que será su sucesor en Afganistán, el general Joseph Dunford.

El FBI envió el caso al Pentágono el pasado domingo. El funcionario de Defensa responsable de la filtración afirma que Allen ha negado las acusaciones y Panetta ha decidido mantenerlo en el cargo, mientras que el asunto es objeto de investigación y hasta que Dunford sea confirmado como su reemplazo.

«Mientras que el asunto está bajo investigación y hasta que se conozcan los hechos, el general Allen seguirá al mando de la ISAF», ha manifestado Panetta, en referencia a las fuerzas lideradas por la OTAN en Afganistán.

Sólo unas horas antes, Panetta también aseveró que había revisado las recomendaciones de Allen sobre la futura presencia de tropas estadounidenses en Afganistán tras la retirada prevista para finales de 2014.

Fotos: AFP / AP