miércoles, 14 de noviembre de 2012

Inmigración Canadá gastó $750.000 para monitorear los medios de comunicación étnicos del país

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Jason Kenney Ministro de Inmigración de Canada CIC

A la oficina de inmigración de Canadá y al Gobierno de Stephen Harper en general le interesa la opinión y las visiones de las distintas comunidades inmigrantes. Así lo revelan documentos que salieron a la luz esta semana.

Inmigración Canadá gastó casi $750.000 para monitorear los distintos “medios étnicos” del país por un periodo de tres años, el cual incluyó el periodo de las últimas elecciones de 2011, según revelaron documentos obtenidos por la agencia Candian Press gracias al Acta de Acceso a la Información.

Así mismo, el gobierno invirtió este dinero para monitorear y medir la opinión pública en los medios étnicos en cuanto a la figura del ministro de Inmigración, Jason Kenney, lo cual está levantando una fuerte discusión sobre la ética del Gobierno Federal y el manejo de los fondos públicos.

La agencia de noticias tuvo acceso a más de 7.000 páginas de documentos que detallaban el proceso de monitoreo de los distintos medios étnicos del país, de todos los idiomas y de todos los orígenes.

Incluso se hizo seguimiento a las opiniones que podrían ser publicadas sobre el ministro Kenney. “Una serie de entrevistas y apariciones del ministro Kenney y sus representantes fueron fuertes contribuyentes en el ascenso de la imagen del ministerio”, señaló un reporte con fecha 5 de mayo de 2010, acompañado de un gráfico que se titulaba: “Percepción general del Ministro”.

El Gobierno Federal contrató varios servicios para encargarse de este monitoreo durante un periodo que abarcó desde marzo de 2009 hasta mayo de 2012. Los encargados de la labor hacían seguimiento a palabras claves sobre el ministerio de inmigración y sus distintos eventos.

Así mismo, los documentos revelan que el seguimiento a los medios de las comunidades inmigrantes aumentó durante la campaña electoral a las elecciones de 2011, lo cual está generando fuertes críticas.

Para muchos el ministerio de Inmigración no debió utilizar fondos públicos para financiar estas actividades durante la campaña electoral. Si bien la medida tiene completa lógica, debió manejarse de otra manera, según la opinión de muchos.

Robert Shepherd, académico de la universidad de Carlton, dice que es nomal el interés del Gobierno Federal por entender a las comunidades inmigrantes, especialmente ante la baja popularidad y convocatoria que puede generar los partidos conservadores. «Esto es todo para entender de dónde vienen los votos», señaló.

Incluso, el interés de Inmigración Canadá podría ser algo positivo. Sin embargo, cuando se cruza la frontera y se cae en intereses partidistas, la carga ética de las acciones queda en entredicho al tratarse de proyectos financiados con el dinero de los contribuyentes.

Los reportes destacaron no solo las actividades del ministro Kenney, sino también la de muchos otros candidatos conservadores, especialmente en circunscripciones con una alta tradición liberal y con fuerte presencia de inmigrantes.

También los documentos pusieron bajo la luz el hecho que los reportes estaban siendo copiados a una dirección de email privada, laurier365@yahoo.com, la cual en la actualidad está desactivada. Las oficinas del ministro en Ottawa se encuentra en el 365 de la calle Laurier.

Sin embargo, voceros del ministerio señalaron a la agencia Canadian Press que esto era solo un dispositivo de seguridad, para tener una copia de todos los documentos que se enviaban en caso de que la plataforma del gobierno fallara.

Así mismo, defendieron los contratos para monitorear los medios, señalando que es una práctica común en todas las dependencias del Estado y es parte de las políticas de comunicación del Gobierno Federal, tanto cuando hay elecciones como cuando no.

Foto: CIC