jueves, 15 de noviembre de 2012

«La noche no será tranquila»: Crece tensión al tiempo que Israel prepara una posible incursión en Gaza

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Israel Palestina Conflicto

Actualizado – Esta tarde la tensión sigue subiendo en Tel Aviv y las alarmas antiaéreas han sonado, algo que no se escuchaba desde 1991. Las milicias islamistas del lado de la Franja de Gaza dispararon varias veces aunque no se registraron daños en la capital israelí.

Algunos proyectiles eran dirigidos hacia el denominado bloque Dan, la región considerada el corazón económico de Israel.

Por otro lado Hamás y la Yihad islámica reivindicaron el ataque de al menos dos cohetes tipo Fajr, de fabricación iraní, que fueron lanzados uno contra Yafa, cerca de Tel Aviv y otro contra Rishon Le Tsion, la cuarta ciudad del país.

Se espera que Israel reacciones esta noche con ataques aéreos. Como lo dijo el portavoz del Ejército israelí, Yoav Mordejai, «la noche no va ser tranquila».

Como se sabe el Ejército israelí ya puso en marcha esta mañana su operación Plan Defensivo sobre la Franja de Gaza, que ya ha dejado 15 muertos palestinos y tres israelíes. Se teme que pueda haber una operación terrestre por parte de Israel.

Según los reportes, unos 30.000 reservistas fueron llamados. Israel podría iniciar una invasión terrestre en Gaza, lo que podría dar inicio a un fuerte enfrentamiento.

Más temprano:

Se complica la situación en la Franja de Gaza y crecen una vez más la tensiones entre Israel y Palestina. Un misil lanzado este jueves mató a tres israelíes como respuesta a los recientes ataques de las fuerzas del estado judío.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu dijo que su país “tomará todas las medidas necesarias” para defenderse y dejó entender que Israel no dudará en iniciar un conflicto armado. Por su parte Hamás dijo que los días de Israel están contados.

La respuesta a los ataques de Israel ya suma más de 16 muertos en territorio palestino.

Reporte de Reuters:

Un proyectil disparado por el grupo palestino Hamás impactó el jueves un edificio israelí al norte de la Franja de Gaza, provocando las tres primeras víctimas fatales para el Estado judío mientras los muertos palestinos aumentaban a 15 en el reciente brote de violencia que ha generado temores a una escalada del conflicto y una invasión por tierra del enclave.

Aviones de guerra israelíes bombardearon blancos dentro y alrededor de la Ciudad de Gaza, donde edificios altos se tambalearon en medio de gruesas columnas de humo y polvo que se elevaban al cielo.

El grupo islamista palestino se adjudicó el lanzamiento a Tel Aviv de lo que dijo era un proyectil Fajr 5 de fabricación iraní, en un hecho que indica la escalada de las hostilidades en la región. Sin embargo, no se reportaron impactos en la ciudad israelí situada a 50 kilómetros del enclave costero.

El enemigo de Israel, Irán, que apoya y arma a Hamás, condenó la incursión iniciada por las Fuerzas de Defensa de Israel y la calificó como «terrorismo organizado».

Israel estaba más preocupado sobre la reacción de Egipto, cuyo nuevo Gobierno islamista medió una tregua entre ambos bandos el martes, la cual fue violada un día después cuando el Estado judío lanzó un ataque para matar al comandante militar del movimiento radical palestino.

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, dijo en un discurso televisado el jueves que los ataques de Israel contra la Franja de Gaza eran «inaceptables» y generarían inestabilidad en la región.

«Estamos en contacto con el pueblo de Gaza y con los palestinos y los apoyaremos hasta que detengamos la agresión. No aceptamos, bajo ninguna circunstancia, que esta agresión continúe», declaró.

Hamás tiene sus raíces en el movimiento de los Hermanos Musulmanes que ahora controlan Egipto, el vecino árabe más poderoso de Israel y un socio clave en el tratado de paz de 1979 que separa la frágil estabilidad del caos en la región.

El Cairo ya había condenado antes la incursión y llamó a su embajador en Israel. El embajador israelí dejó El Cairo en lo que según se dijo era un viaje de rutina y el Estado judío dijo que su sede diplomática permanecería abierta.

En el Líbano, la milicia chií Hezbolá, apoyada por Irán, describió los asaltos de Israel sobre Gaza como una «agresión criminal» y llamó a los estados árabes a «frenar el genocidio».

Hezbolá cuenta con miles de combatientes y con unos 50.000 proyectiles en el sur del Líbano que podrían ser lanzados hacia el Estado judío, de acuerdo al Ejército israelí. Sin embargo, el sector libanés permanecía en calma.

Foto: YouTube / AP