jueves, 15 de noviembre de 2012

¿Qué hay detrás del escándalo Petraeus?

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Director de la CIA relacion extramarital David-Petraeus

¿Será que hay algo más que un asunto de faldas detrás del escándalo Petraeus?

Llama la atención la disciplina pudorosa, que no nos imaginábamos pudiera existir en los organismos de inteligencia estadounidenses.

Los involucrados en el caso Petraeus

El informe de El Comercio.pe

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, aseguró hoy que no tiene constancia de que otros oficiales de las Fuerzas Armadas de su país estén relacionados con el caso que llevó al director de la CIA, David Petraeus, a presentar su dimisión.

Panetta dijo, durante su visita oficial a Tailandia, que “en este momento no tengo conocimiento de que cualquier otro pueda estar relacionado con este asunto”. Aunque precisó que habrá que esperar a la investigación que desarrolla el Congreso y el inspector general para conocer más detalles del caso.

¿Quiénes son todos los involucrados en el escándalo más controversial que ha ocasionado la renuncia de Petraeus, la paralización de la carrera militar del comandante a cargo en Afganistán y la investigación de varios agentes más?

JOHN ALLEN

Todo comenzó en mayo, cuando el comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, John Allen, recibió un correo anónimo que le advertía que tendría problemas por reunirse con una amiga en Washington la semana siguiente. El emisor se identificó bajo el seudónimo “Kelleypatrol”, pero Allen pensó que se trataba de una broma. No había forma que alguien supiera algo sobre su agenda personal.

JILL KELLEY

La amiga de Allen era Jill Kelley, quien a mediados de año decidió acumular varios correos electrónicos que les fueron enviados desde el anonimato para entregárselos a alguien del FBI. La agresividad detrás de la correspondencia la preocupaba y, tras enterarse que su atacante había contactado a Allen, ambos llegaron a la conclusión que estaban siendo acosados cibernéticamente. Los correos la acusaban de tener un amorío con el jefe de la CIA, David Petraeus.

FREDERICK W. HUMPHRIES

Necesitaban a alguien del FBI para investigar a fondo el caso y Kelley decidió recurrir a un amigo que conoció en un programa comunitario en el 2011: el agente Frederick W. Humphries. Preocupado por la posibilidad de que Allen y Petraeus, dos altos mandos militares de EE.UU., fueran seguidos, inició una investigación y trasladó sus datos a la sección de cifrado del organismo policial en Tampa. Humphries fue separado del caso por su cercanía con Kelley, luego de que se conociera que ella le había mandado fotos suyas semidesnuda mucho antes del escándalo. El agente del FBI negó cualquier tipo de amorío y aseguró que no fueron fotos sexuales.

DAVID PETRAEUS

La investigación del FBI llegó al correo de Petraeus, que lleva 38 años de matrimonio con su esposa Holly. En su cuenta, los agentes lograron detectar evidencia de un amorío entre el entonces jefe de la CIA y una reservista y biógrafa suya. A mediados de octubre, se reunieron con Petraeus para informarle de esto y, días después, hizo pública su renuncia al cargo. “Mostré poco sentido común al involucrarme en una relación extramatrimonial”, indicó.

PAULA BROADWELL

Poco tiempo después salió a la luz el nombre de la mujer con quien Petraus mantuvo un amorío y quien también enviaba los correos intimidatorios contra Kelley. Paula Broadwell, además de ser la amante del ex jefe de la CIA, tenía una cantidad importante de documentos confidenciales en su computadora. Aseguró que tuvo acceso a ellos en sedes del gobierno gracias a la autorización que tenía como ex oficial de espionaje del ejército. La posesión no autorizada de documentos confidenciales de defensa es un delito.

AGENTE NO IDENTIFICADO DEL FBI

La información privada de la investigación, como el hallazgo de documentos confidenciales en posesión de Broadwell, el seudónimo que usó para acosar a sus víctimas y el contenido de los correos electrónicos que envió llegaron a los medios gracias a un agente que habló bajo condición de anonimato porque no contaba con la autorización correspondiente. Ahora también se está investigando quién es el responsable.

Otras consecuencias del caso incluyen al presidente Barack Obama suspendiendo la nominación de Allen para el cargo de titular del Mando Europeo de Estados Unidos y comandante supremo de la OTAN en Europa mientras siga la investigación en el Pentágono. El mandatario aseguró que hasta ahora no hay prueba de que la conducta de estos militares haya comprometido la seguridad del país. La oposición y el Congreso critican que no hayan sido notificados antes de la investigación en curso.

Foto: Captura de pantalla – YouTube