domingo, 18 de noviembre de 2012

Manifestaciones en París y otras ciudades de Francia contra el matrimonio homosexual

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Las manifestaciones empezaron ayer. En París tuvo lugar una marcha de unas 200.000 personas, según los organizadores y de unos 70.000 según la policía.

Los manifestantes pasaron primero por la tumba de Napoleón, quien instauró el código civil francés, luego recorrieron varias calles hasta la plaza de Denfert Rochereau.

Lo curioso es que en las protestas de ayer marchó también una organización homosexual, la asociación ‘Plus gay sans marriage’, que es contraria al matrimonio gay.

También hubo protestas anti gay en Rennes, Metz, Nantes, Dijon, Bordeaux, Marsella y Toulouse. Mientras que en Lyon salieron a marchar las dos corrientes y se enfrentaron entre ellas. Hubo 50 arrestos.

El gobierno de François Hollande prepara una ley para permitir el matrimonio legal de los homosexuales y la adopción de niños por parte de ellos. Una de sus promesas electorales.

El Mundo.es

Olivier, Clément y Anne Marie se apresuran a sacar las pancartas en la parisina plaza de Denfert Rochereau, en medio de una marea humana. «La familia PME: père, mère, enfant» («padre, madre, niño»), dice el eslogan. Para el trío, no hay duda: «Tenemos que proteger a los niños para que tengan padres normales«, dice Clément, el mayor de los tres hermanos. ¿Qué son padres normales? «Una familia encabezada por un hombre y una mujer», aclara.

Como ellos, miles de manifestantes se han reunido en la citada plaza de París para protestar contra el proyecto de ley gubernamental que prevé aprobar las uniones entre homosexuales y la adopción por parte de estas parejas. Los convocantes, entre los que hay una asociación de homosexuales y otra de izquierda, esperaban atraer a 10.000 manifestantes, aunque aseguraron haber reunido a 200.000. La policía reduce la cifra a 70.000 personas.

El cortejo partió a las 15.30 horas del punto de origen en dirección a Los Inválidos, donde se encuentra la tumba de Napoleón, fundador del código civil francés. «Si se va a reescribir este código que haya al menos un referéndum, que se pregunte a los ciudadanos qué opinan«, critica Olivier, el menor (14 años) de los tres hermanos.

En París, los manifestantes portaban globos azules, rosas y blancos, «los colores del niño, la niña y la pureza del matrimonio», explica el adolescente. Según los organizadores, la marcha está «pensada para todos» y es «apolítica, transreligiosa y también contra la homofobia». Entre los participantes, gente de todas las edades, algunas mujeres con velo y pocas pancartas políticas.

Gays en la protesta

Algunas organizaciones de homosexuales contrarias al matrimonio también se unieron a la protesta. Según Xavier Bongibault, miembro de la asociación ‘Plus gay sans marriage’ (contraria a las uniones), «el proyecto de ley desnaturaliza el matrimonio». «Creemos que un niño necesita un padre y una madre para evolucionar correctamente», asegura.

«De nuestro código civil no pueden desaparecer las palabras padre y madre y dejar paso a otros términos neutros», declaró Frigide Bajot, fundadora del movimiento ‘Pour l’Humanité durable’, convocante junto con ‘La gauche pour le marriage républicain’ o ‘Plus gays sans marriage’.

No sólo París, otra decena de ciudades francesas se unieron al grito contra la ley promovida por el Gobierno socialista. Las protestas se sucedieron en Rennes, Metz, Nantes, Dijon, Bordeaux, Marsella o Toulouse. En Lyon dos manifestaciones, una a favor de las uniones y otra en contra, se han enfrentado en el centro de la ciudad, según la agencia Sipa. La policía ha arrestado a 50 militantes que defendía la causa homosexual.

Promesa electoral de François Hollande, el proyecto de ley fue presentado en consejo de ministros el pasado 7 de noviembre y será sometido a debate el próximo mes de enero. Mañana domingo la organización católica Civitas ha convocado otra manifestación en París contra estas uniones y ya preparan un calendario de ataque para principios de año, para evitar que la ley reciba la bendición parlamentaria.

Foto: Afp