lunes, 19 de noviembre de 2012

José Miguel Insulza impasible después que Senado de EE UU criticara duramente su gestión en la OEA

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El Senado de los Estados Unidos, a través de su Comité de Relaciones Exteriores, criticó duramente al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, por haber provocado una suerte de  «parálisis» administrativa y financiera en la entidad y haber descuidado su «misión principal», que son los derechos humanos, la democracia y la seguridad.

José Miguel Insulza ha quedado sorprendido por estas acusaciones. Pero hasta el momento no se ha pronunciado. Sin embargo, varios políticos chilenos sí lo han hecho. Por ejemplo, el exministro de Relaciones Exteriores, Juan Gabriel Valdés, alegó hoy que detrás de estas críticas hay objetivos políticos.

Sin embargo, no se podrá alegar parcialidad política por parte del Comité de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano, el organismo que emitió la crítica, ya que en este comité están expresados los dos principales partidos de los Estados Unidos. Así tenemos del lado de los republicanos a Richar Lugar y Marco Rubio. Del campo demócrata, tenemos a Robert Menéndez y al excandidato presidencial de 2004 y posible ministro de Defensa de Barack Obama, John Kerry.

La Tercera

Después de participar el sábado en la clausura de la Cumbre Iberoamericana en Cádiz, José Miguel Insulza viajó desde Madrid a Washington. Según dicen sus cercanos, uno de los temas que ha evaluado en las últimas horas el secretario general de la OEA es presentar una respuesta al Senado estadounidense, tras duras críticas a su gestión.

En una carta publicada ayer por La Tercera y enviada la semana pasada al Consejo Permanente de la OEA -que reúne a los embajadores de los 33 países miembros del organismo-, los cuatro máximos representantes del Comité de RR.EE. del Senado norteamericano acusan al secretario general de la OEA de generar una “parálisis administrativa y financiera” y de descuidar la “misión central de la organización” –democracia, derechos humanos y seguridad-, distrayendo recursos y esfuerzos en iniciativas anexas.

El texto fue enviado el 14 de noviembre al presidente del Consejo Permanente, el embajador mexicano Joel Hernández. De tres páginas, la misiva fue firmada por el líder republicano en temas de política exterior, Richard Lugar, y Marco Rubio, una de las cartas que barajó el candidato presidencial Mitt Romney para su vicepresidencia. También por los demócratas Robert “Bob” Menendez y John Kerry, ex candidato presidencial en 2004 y mencionado ahora como posible nuevo ministro de Defensa de Barack Obama.

“Espero que conteste por sí mismo. Es lo que debiera suceder ahora”, dijo ayer el ex canciller chileno Juan Gabriel Valdés, amigo de Insulza, quien además rechazó las acusaciones de los senadores, diciendo que los problemas de financiamiento son de largo arrastre en la OEA y que la ofensiva de EE.UU. tiene que ver con diferencias políticas de larga data.

En el entorno del secretario general indican que, en su carta de defensa, recordará que comparte la necesidad de que el organismo se concentre en sus tareas fundamentales. Además, hará hincapié en que en febrero pasado presentó un documento estratégico donde ya abordaba gran parte de los problemas que menciona la Cámara Alta estadounidense.

Regreso a Chile

Según publicó La Tercera ayer, amigos del ex ministro han comentado que podría terminar de manera anticipada su mandato en la OEA, que finaliza en 2015. Las mismas fuentes agregan que el ex jefe de gabinete cumple 70 años en 2013 y que espera pasar esa etapa en Chile. En todo caso, su salida no sería antes de marzo del próximo año, cuando debe entregar un informe clave sobre drogas, que le fue pedido por los mandatarios de la región.

Así, en círculos diplomáticos de Washington señalan que tras la carta del Senado norteamericano y la información sobre su posible renuncia, se espera que Insulza dé una señal sobre su continuidad.

El debate sobre la carta, además, se incrementará en los próximos días. “Pedí al embajador Hernández que la carta circulara y me dijo que se iba a hacer pública esta semana, porque la embajadora de EE.UU. Carmen Lomellin le pidió formalmente que se distribuya”, indicó el embajador de Panamá en la OEA, Guillermo Cochez, crítico de Insulza.

Ayer, ni Lomellin ni Hernández quisieron referirse al tema. Fuentes del Congreso estadounidense dijeron que el Departamento de Estado de ese país podría hacer un pronunciamiento.

A su turno, la Cancillería chilena también declinó abordar el asunto.

En paralelo, en Santiago, el debate sobre el regreso de Insulza resurgió con fuerza. “Hace tiempo que tiene interés en repensar su estadía en la OEA. Su futuro político está en Chile y la idea de ser candidato nunca la ha desechado”, señaló el ex presidente del PS Ricardo Núñez.

A su turno, el ex senador Jaime Gazmuri indicó que “el PS ha conversado con él para abordar una candidatura senatorial”. “Los plazos no son cortos, pero tampoco eternos, y pienso que su retorno podría ser en marzo”, señala el ex parlamentario socialista, del círculo cercano del secretario general de la OEA.

En la colectividad indican que, en un viaje previo a las elecciones municipales del 28 de octubre, Insulza abordó el tema con el presidente del Senado, Camilo Escalona, y el timonel del partido socialista, Osvaldo Andrade. Y se habla de la Región de Coquimbo, aunque el ex ministro -quien accedió a ser medido en sondeos de opinión por la colectividad- tampoco se cerró a otras zonas.

“Sus amigos sabemos que Insulza quiere volver”, dijo Juan Gabriel Valdés, mientras que el senador Juan Pablo Letelier agregó que “soy de aquellos que me gustaría verlo de nuevo en Chile”.

Foto: diario.latercera.com