viernes, 23 de noviembre de 2012

Cerró abruptamente la Cumbre Europea sin acuerdos. Se complica la situación para Grecia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La Cumbre europea o también llamada la Cumbre del Billón, o Cumbre de Bruselas, cerró hoy sin ningún tipo de acuerdos. No se decidió la ayuda a Grecia, lo cual pone a este país en situación de tensa espera. No se decidió el rescate de Chipre y no se aprobó el presupuesto 2014-2020, que se cifraba en un billón de euros.

La reunión terminó antes de lo previsto. Curiosamente lo que trancó las negociaciones fueron las posiciones a ultranza de David Camerón, al pedir recortes extremos, más extremos que los de la propia canciller alemana, Angela Merkel.

El País

Bruselas ha cerrado hoy la semana de los fracasos: no hay acuerdo para solucionar el problema de Grecia, no hay rescate para Chipre y, finalmente, no hay acuerdo sobre los presupuestos de 2014 a 2020, que ascenderán a un billón de euros, el 1% del PIB europeo. En medio de una profunda división, los líderes de los Veintisiete han cerrado la cumbre tras una negociación tensa, enconada entre los países contribuyentes y los receptores. El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, no ha conseguido equilibrar las posturas de los países ricos, que querían más y más recortes, y los países del Este y los periféricos. Su plan proponía un recorte de 80.000 millones de euros sobre la propuesta del Consejo, con duros recortes en cohesión y agricultura. Alemania quería más, en torno a 100.000 millones, y algunos países eran aún más duros, como Reino Unido –que sacará el máximo partido al fracaso en esta reunión–, Holanda o Suecia.

Las negociaciones se trasladan ahora, presumiblemente, a los primeros meses de 2013, ya con la UE bajo la presidencia de Irlanda, un país rescatado cuya libertad de acción es reducida, pero que a la vez puede tender puentes entre Londres y el resto, ante el riesgo de que las conversaciones se conviertan en un 26 contra uno. La única constatación tras esta cumbre es que el presupuesto europeo, seguirá siendo irrelevante: ese 1% del PIB, muy alejado del presupuesto estadounidense (en torno al 20%), impide a las instituciones europeas realizar una función estabilizadora en una crisis tan dura como al actual, según fuentes diplomáticas. El problema más grave es que a pesar de que nadie discute sobre esa cifra pírrica, los Veintisiete son incapaces de acordar un reparto que satisfaga mínimamente a las delegaciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, liquidó la reunión ante la falta de perspectiva de un acuerdo. El presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, explicó que lo más probable es que las negociaciones prosigan en una cumbre en febrero, según fuentes diplomáticas. Merkel, según las fuentes consultadas, decidió cerrar las conversaciones cuando constató el aislamiento casi total del primer ministro británico, David Cameron, empeñado en un recorte brutal, de hasta 200.000 millones, que afectara a los funcionarios europeos y que no afectara en lo más mínimo al cheque británico.

Foto: Pantalla video elpaís.com