domingo, 25 de noviembre de 2012

Grupos de estudiantes se desligan de la FECQ y denuncian falta de transparencia y democracia

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Eliane Laberge FECQ

La huelga estudiantil que vivió Quebec durante el verano pasado ya pasó, parece ser solo un recuerdo. Ahora los organismos protagonistas de la protesta enfrentan otros problemas.

Este sábado un grupo de estudiantes afiliados a la Fédération Étudiante Collégiale du Québec (FECQ) envió una carta a los medios de comunicación para denunciar la situación del grupo, al cual calificaron como una “federación gangrenada”.

Unas 30 asociaciones que hacen parte de la FECQ firmaron el comunicado en el que acusan a la directiva de la federación de no ser transparente y de “falta de valores democráticos”.

Como ejemplo explican que los documentos sobre las finanzas del organismo son “confusos y confidenciales”. Así mismo denuncian que muchas decisiones se toman por el alto mando sin esperar el voto de cada asociación.

¿El resultado? Un gran grupo de asociaciones locales anunció su desafiliación de la FECQ, uno de los protagonistas más activos durante el pasado conflicto estudiantil, que presionó al gobierno de Jean Charest a convocar unas elecciones que terminaron con el mandato del Partido Liberal de Quebec.

Incluso llegaron a poner en duda las acciones que llevaron a la huelga que arrancó en febrero de este año, diciendo que las decisiones que llevaron al conflicto estuvieron marcadas por “una profunda falta de cultura democrática, transparencia y respeto hacia los estudiantes”.

Las asociaciones del los Cégeps Saint-Félicien, Alma, Shawinigan y el André-Laurendeau ya votaron por desafiliarse, mientras que otro grupo tenía planeado decidir su futuro esta semana.

Pero para los líderes de la FECQ todos se podría tratar de un saboteo y pelea interna entre la federación y la ASSÉ, conocida durante la huelga como CLASSE.

Vincent-Olivier Bastien, vicepresidente de la FECQ, calificó esta ola de disidencia como una “trampa”, una operación de saboteo de otros estudiantes, según reseña Radio-Canada. Así mismo, dijo que los estudiantes disgustados deberían dejar de perder el tiempo y concentrarse en el fondo del problema de educación.

La ASSÉ, la cual se sintió atacada por la suposiciones, dijo que en realidad han ganado miembros en las últimas semanas, pero se debe a su “transparencia” y “espíritu democrático”, según explicó Jérémie Bédard-Wien, vocero del organismo, para muchos el más radical del movimiento estudiantil.

Así mismo, acusó a la FECQ de haber actuado de manera autoritaria en el pasado y puso como ejemplo cuando Léo Bureau-Bloin, ahora diputado en la Asamblea Nacional, solicitó la abolición de los créditos de impuesto del gobierno provincial sin debatirlo con las bases.

Ahora las asociaciones que parecían socios inseparables, que lograron sacudir al gobierno con una protesta, se encuentran divididas y acusándose mutuamente.

Aquí la carta enviada por el grupo de estudiantes:

Lettre ouverte

Foto: Radio-Canada