martes, 27 de noviembre de 2012

Estudio de la OQLF: El francés sigue predominando en el medio laboral pero el bilingüismo gana terreno

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Uso del frances en el trabajo en Quebec OQLF

Aún cuando el francés sigue siendo el idioma principal en el trabajo de la mayoría de la población de Quebec, nuevos estudios publicados este miércoles por la Office québécois de la langue française (OQLF), demuestran que el bilingüismo sigue muy presente, particularmente en la región de Montreal.

El análisis de diferentes estudios realizados a partir de 1971 permite hacer un retrato de la evolución del francés en el medio laboral en Quebec. Aunque hay que considerar con prudencia las conclusiones de este nuevo reporte, teniendo en cuenta los diversos métodos empleados a lo largo de los años, de él se concluye que en toda la provincia, la proporción de trabajadores que utilizan principalmente el francés (es decir, la mitad del tiempo de trabajo o más) progresó entre 1971 y 2010.

Se observa, no obstante, dos fases diferentes durante este período de casi 40 años. Entre 1971 y 1989, la tendencia era al alza: la proporción de trabajadores que utilizaban principalmente el francés pasó de 83% a 91% para todo Quebec y de 69% a 85% en la gran región metropolitana de Montreal, según se informó a través de un comunicado de prensa.

Entre 1989 y 2010, se constata más bien un movimiento a la baja, tanto entre francófonos como entre anglófonos, lo que hizo pasar la proporción de trabajadores que utilizan principalmente el francés de 91% a 89%, en Quebec, y de 85% a 80% en la urbe montrealesa. Esta caída de dos puntos para la población en la provincia –y de cinco puntos para Montreal- es evidencia de que el bilingüismo está en alza. Destaca también que entre los francófonos de la región metropolitana que trabajan en el sector privado, el uso principal del francés pasó de 88% en 1971 a 93% en 1989, para luego caer a 87% en 2010.

Además, el estudio de 2010 revela que una minoría de los québécois trabajan solo en francés: 63% de los empleados habían recurrido al inglés en diferentes magnitudes en sus comunicaciones profesionales. Esta situación se encuentra más avanzada en Montreal (82%) que en Quebec (53%).

Es necesario destacar que el progreso en el uso del francés en el medio laboral fue constatado entre los alófonos, en particular, entre aquellos que trabajan en empresas privadas de la gran región de Montreal: el uso principal del francés en este grupo pasó de 42% en 1971 a 63% en 1989, para llegar a 68% en 2010.

Las características que influyen en la lengua usada en el trabajo

Los estudios demuestran asimismo que la lengua de uso en la casa influye sobre la utilización del francés o el inglés en el trabajo. En 2010, en toda la Belle Province, la proporción de personas que trabajan principalmente en francés, era de 96% entre los francónfonos y de 24% entre los anglófonos. En los alófonos, esta cifra se ubicó en 75%.

También se observa que mientras más educación tienen los trabajadores, más utilizan el inglés o los dos idiomas en el medio laboral. En 2006, 60% de los empleados que no tenían ningún diploma utilizaban exclusivamente el francés. Esta proporción bajaba a 31% entre los trabajadores que tenían un diploma de máster o de doctorado.

Los sectores laborales también tienen una incidencia. En la administración pública québécoise, en la educación, cuidados médicos y servicios sociales, predominaba el uso del francés para 2006. La presencia de la lengua de Molière era más débil en las industrias de punta como las de tecnología de la información, investigación científica, transporte aéreo o ferroviario, finanzas, seguros y comercio al detal.

Según la presidenta-directora general de la Office, Louise Marchand, “estos estudios dan un retrato detallado de la situación del francés en el trabajo y su evolución, 35 años después de la adopción de la Charte de la langue française, pero también dan luces sobre la complejidad del asunto que está asociada a este tema, determinante para la sociedad québécoise. “El principal reto es encontrar un justo equilibrio entre el derecho a trabajar en francés, garantizado por la Charte, y las necesidades específicas  de las empresas en materia de cargos bilingües”.

Foto: Flickr – diluvienne – Melanie Girouard