viernes, 30 de noviembre de 2012

Cumbre de Doha: Las grandes potencias están «desviando» sus planes de reducción de emisión de gases

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Cada vez con más frecuencia se producen en algún lugar del mundo desastres naturales como inundaciones, elevación de los niveles de los mares, olas de calor, olas de frío, terremotos, deshielos, etc.

Son desastres naturales, pero en ellos hay una gran responsabilidad del ser humano, que con su actividades diarias  está contribuyendo a producir una suerte de «emisiones de gases de efecto invernadero» que provocan el recalentamiento global y este, a su vez, los cambios climáticos que venimos observando.

Esto no es desconocido. Las Naciones Unidas, desde hace tiempo, promueven reuniones y acuerdos para intentar limitar las emisiones.

Precisamente en estos días se realiza en Doha (Catar) la Cumbre de la Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Esta reunión es importante porque el próximo año expira el Protocolo de Kioto, que es el acuerdo en vigor para controlar las emisiones de efecto invernadero.

Sin embargo, a pesar de todos los acuerdos, los países -especialmente los más industrializados, llámese China, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia- aún siguen renuentes a impulsar programas agresivos para bajar los niveles de recalentamiento que cada año se vienen registrando.

Peor aún, un estudio que acaba de ser presentado en la indicada reunión de Doha, llamado El Rastreador de Acción de Clima, denuncia que las grandes potencias, en especial Estados Unidos, están «desviando» sus suaves promesas de recortar las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto es, que ni siquiera sus promesas hechas las vienen cumpliendo.

Los planes contra el calentamiento global son inadecuados

Las políticas de las grandes potencias son inadecuadas para limitar el calentamiento global y Estados Unidos está desviado de cumplir incluso las suaves promesas de recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero, mostró este viernes un estudio científico, reseña Reuters.

El Rastreador de Acción de Clima, publicado en un aparte de las conversaciones de Doha entre casi 200 países sobre el cambio climático, dijo que aún es posible endurecer las políticas para evitar inundaciones, olas de calor y alzas del nivel del mar.

Los grandes emisores –China, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia– tienen calificaciones de «inadecuado» en sus planes para ayudar a frenar el calentamiento global hasta el techo acordado por la ONU de dos grados centígrados sobre la era preindustrial.

Sumando todos los compromisos nacionales y teniendo en cuenta el alza de las emisiones, el mundo se dirige a un calentamiento de unos 3.3 grados centígrados, señaló el estudio.

«Estamos desviados, y no es probable que Estados Unidos cumpla su promesa«, indicó Niklas Höhne, del grupo de investigación Ecofys, que elabora el informe con Climate Analytics y el Instituto Postdam de Investigación del Cambio Climático.

Höhne dijo que los otros grandes contaminantes están camino al menos de cumplir sus compromisos de recortar emisiones para 2020 dentro de sus esfuerzos por evitar un cambio severo que podría afectar a los suministros de agua y alimentos.

Obama quiere recortar emisiones

El presidente Barack Obama aspira a recortar las emisiones de Estados Unidos en 17 por ciento por debajo de los niveles de 2005 para 2020. El líder de la delegación estadunidense en Doha, Johnathan Pershing, ha reafirmado el objetivo y dijo que Washington ha hecho «enormes» esfuerzos.

Pero el Senado estadunidense nunca ratificó el compromiso realizado por Obama en 2009. Höhne dijo que Washington podría tomar medidas reduciendo las emisiones de las plantas de carbón existentes, dando más incentivos a la energía renovable o endureciendo las normas urbanísticas.

Pershing dijo que las emisiones de Estados Unidos parecen haber tocado techo, tras las políticas de energía limpia de Obama. El objetivo se ha visto impulsado por un cambio del carbón al menos contaminante gas de esquistos, así como por la desaceleración económica.

De los grandes contaminantes, sólo Japón y Corea del Sur tienen políticas formales de recortes «suficientes». India, Brasil e Indonesia recibieron una «calificación media», según el estudio.

«Dos grados es factible. Es posible, pero tenemos que empezar ahora, no esperar hasta 2020 para actuar», dijo Bill Hare, de Climate Analysis Climático.

«Cuanto más esperas, más duro se hace», sostuvo por su parte Michiel Schäffer, también de Climate Analytics.

El estudio estima que las políticas de China para controlar el crecimiento de sus emisiones implica que ascenderán a unas 14 mil millones de toneladas para 2020, desde los 10 mil millones actuales. Sin esas medidas, las emisiones ascenderían a 18 mil 500 millones de toneladas.

La cifra evitada, de 4 mil 500 millones de toneladas, es mayor a las emisiones totales de la UE en un año, y el mayor paso individual hacia frenar el cambio climático, señaló el estudio.

Un estudio del Programa Medioambiental de la ONU, que emplea métodos ligeramente distintos, llegó a una conclusión similar la semana pasada, señalando que el mundo no va camino de cumplir el objetivo de dos grados y estimando el resultado hacia el que avanza entre los tres y los cinco grados.

Foto: elpaís.com