lunes, 3 de diciembre de 2012

Madre de los tres niños que fueron hallados muertos en Drummondville es considerada como un «testigo importante»

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Drama Familiar en Drummondville

A semanas de Navidad, tres pequeños fueron encontrados sin vida en Drummondville este domingo. Una tragedia que podría ser el desenlace de un drama familiar.

En diciembre de 2011, la madre habría tratado de secuestrar a la más pequeña, de 14 meses para ese momento.

Los niños que fueron hallados serían Anaïs, de 2 años, Loïc, de 4 años y Laurélie, de cinco años.

La Sûreté du Québec (SQ) consideró oficialmente las muertes como sospechosas este domingo en la noche, cuando los detectives del departamento de crímenes acababan de llegar al lugar.

Según fuentes de TVA Nouvelles, la tesis más cercana estudiada hasta ahora por los policías es la de drama familiar. Se cree que Sonia Blanchette, de 33 años, habría ahogado a sus tres hijos.

Separada desde hace un tiempo, la madre no tenía la custodia de sus hijos, quienes la veían raramente, según explica Véronique, una vecina que prefirió ocultar su apellido. Los niños vivían con su padre, dijo.

Cada vez que la visitaban, la abuela de los pequeños permanecía en el lugar, aseguró la vecina.

Según versiones, el padre de los pequeños habría llegado al lugar poco tiempo después, advertido por la abuela de los niños. Habría inmediatamente dejado el lugar debido al drama.

De acuerdo con excompañeros de trabajo, la madre de los infantes tenía “serios problemas”.

Los mismos conocidos aseguraron que la mujer  era «muy depresiva».  La madre de las víctimas habría pasado por los procesos del divorcio y otros concernientes a la custodia de los niños durante casi dos años y medio. Estos procedimientos terminaron a finales de agosto pasado.

En diciembre de 2011, la madre había intentado secuestrar a su hija más pequeña. La niña fue encontrada al día siguiente. La causa se encontraba aún en tribunales.

De acuerdo con otras fuentes, la mujer no podía ver a sus hijos sino con visitas supervisadas. Durante los encuentros, un miembro de la familia debía estar presente.

Hoy es considerada como un «testigo importante» en la investigación, pero “nada más”, según indicó la vocera de la SQ, Christine Coulumbe.

Foto: Captura de pantalla – TVA Nouvelles