miércoles, 5 de diciembre de 2012

Periodista australiana consigue información sobre Kate Middleton haciéndose pasar por la Reina Isabel II

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Una periodista o locutora de una radio australiana logró que una enfermera del Hospital Rey Eduardo VII en Inglaterra le informara sobre el estado de salud de la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, haciéndose pasar por la Reina Isabel II.

Esta vez los excesos de la prensa no vinieron de parte de los medios ingleses, bastante susceptibles a raíz de los casos investigados por las escuchas ilegales.

Informa El País

Las buenas intenciones de los medios británicos, que se han propuesto no cometer excesos en la cobertura del embarazo de la duquesa de Cambridge, no han logrado traspasar las fronteras. Una hasta ahora desconocida cadena de radio australiana, 2Day FM, consiguió a primera hora del martes hablar con la enfermera que estaba al cargo de Kate. Bastó que una presentadora llamara a la centralita del hospital haciéndose pasar por Isabel II para que la enfermera le comentara con bastante detalle cómo había pasado la noche la paciente. El Hospital Rey Eduardo VII se ha disculpado este miércoles.

Quizá lo más curioso que ni la presentadora que se hizo pasar por la reina y el presentador que se hizo pasar por el príncipe Carlos se parecían en nada a ellos. Absolutamente en nada.

Tampoco hablaban como se puede espera que hable la reina. “Hola, ¿puedo hablar con Kate, mi nieta?”, es todo lo que tuvo que decir la periodista a la persona que la atendía la centralita para que le pasara la llamada.

La enfermera que se puso entonces la teléfono le explicó que “en este momento está durmiendo, ha tenido una noche sin problemas; le han dado algunos líquidos y en estos momentos está estable”, le explica la enfermera a la que cree que es Isabel II. La supuesta reina explica que le gustaría pasar a visitarla y pregunta a qué hora sería más conveniente. “A cualquier hora después de las nueve”, le responde la enfermera, que tampoco parece sospechar nada cuando aparece el príncipe Carlos en escena y madre e hijo parecen discutir sobre cuándo estará libre para acompañarla y se queja de que sus “malditos” perros están ladrando. La enfermera incluso añade el detalle de que “no ha tenido vómitos mientras estaba conmigo y ha estado durmiendo a ratos”.

Un portavoz del hospital ha declarado que “el Hospital Rey Eduardo VII lamenta profundamente este incidente”. “Ha sido una broma estúpida que todos lamentamos”.

La reina ya había sido objeto de una broma radiofónica en el pasado, aunque con bastante más gracia. En 1995, el humorista canadiense Pierre Brassard consiguió hablar durante 17 minutos con Isabel II haciéndose pasar por el primer ministro de Canadá de aquellos tiempos, Jean Chrétien, y la reina aceptó a petición suya hacer una declaración pública a favor de la unidad de Canadá en un momento de gran auge del secesionismo en Quebec.

Foto: www.faz.net