jueves, 6 de diciembre de 2012

Chile defiende en La Haya «validez» de tratados de 1952 y 1954: «no hay nada que reclamar»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La argumentación del equipo jurídico chileno ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que empezó hoy, se basó en que las fronteras marítimas entre Chile y Perú están debidamente establecidas en los tratados de 1952 y 1954. Sostuvieron que no quedan aéreas por delimitar y por tanto no da lugar al reclamo peruano.

La presentación estuvo a cargo de Alberto van Klaveren, y secundada por el abogado francés Pierre Marie Dupuy -quien se concentró en la naturaleza de los tratados-, el norteamericano David Colson -quien se concentró en los aspectos técnicos- y el australiano James Crawford, quien hizo una cronología de los tratados y eventos relacionados.

Exposición completa de Alberto van Klaveren aquí

La reacción peruana

Según el representante peruano, Allan Wagner, Chile no ha logrado demostrar «dónde y cuándo» se firmaron los tratados limítrofes marítimos. Perú alega que la Declaración de Santiago, a la que hacen alusión los chilenos, son acuerdos pesqueros entre los dos país, pero no un tratado marítimo.

Wagner destacó la «calidad profesional» de la delegación de Chile y el carácter respetuoso de sus exposiciones. «Este el trato que corresponde a dos países hermanos», dijo.

Asesores chilenos ratifican validez de tratado de 1952 y señalan «falta de coherencia» de Perú

La Tercera

Con la presentación del agente Alberto van Klaveren, comenzó pasadas las 11.00 horas de hoy la defensa chilena ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el litigio marítimo con Perú. La intervención chilena estuvo marcada por la insistencia en ratificar la validez de los tratados de 1952 y 1954 como acuerdos limítrofes, y destacar la «falta de coherencia» de los argumentos peruanos.

«Hemos delimitado nuestra frontera marítima en 1952 por un acuerdo trilateral llamada Declaración de Santiago (…) Las partes concluyeron el acuerdo relativo a la frontera marítima en 1954 y acordaron que ésta formaba parte integral de la Declaración de Santiago», señaló Van Klaveren durante su intervención.

El agente chileno además indicó que «no quedan áreas por delimitar, no quedan reclamos por resolver, las partes señalaron que Chile no podía extender su jurisdicción al norte del paralelo fronterizo y que Perú no podía extender su jurisdicción al sur del paralelo fronterizo».

Tras la presentación del caso realizada por Van Klaveren, fue el turno del abogado francés Pierre Marie Dupuy, a quien siguió el estadounidense David Colson y el australiano James Crawford, quien fue el encargado de cerrar el día de alegatos chilenos.

Durante el turno del francés Pierre Marie Dupuy se expuso la naturaleza de tratado de la Declaración de Santiago. «Sigue siendo necesario que yo presente el conjunto de las pruebas que vinculan jurídicamente las disposiciones que conlleva la Declaración de Santiago, lo que me lleva a afirmar que Perú a pesar de replegarse con contundente estrategia no ha eliminado la dualidad de sus tesis con respecto de la declaración que a veces es política y a veces es jurídica para sus pretensiones», señala el asesor del Estado chileno.

El mismo abogado señala que «Perú responde que la declaración vino a ser tratada como si fuera un tratado, lo que no es muy riguroso, puesto que se le dio este trato porque era un tratado».

Durante la intervención de David Colson se hizo hincapié en la técnica utilizada en 1952 para determinar el límite marítimo a través de paralelo, siguiendo la línea establecida por el Hito 1 en la frontera terrestre.

«Tanto Chile y Perú procedieron sobre la misma base y utilizando los paralelos de latitud para aplicar la técnica de trazado paralelo para determinar el límite exterior, en primer lugar que de esa manera no hubiese posibilidad de que se produjese solapamiento, en segundo lugar que cada una de las zonas colindaba, siguiendo el paralelo de latitud, en el punto en que el limtie llegaba a la costa», señaló Colson durante su turno.

El abogado estadounidense además indicó que «significaba también que si Chile o Perú extendían su zona a una distancia superior a las 200 millas marítimas, dichas zonas ampliadas se extenderían mar adentro y no cruzarían al otro lado del paralelo establecido en el punto en que la frontera terrestre llega al mar».

DOCUMENTOS SIN SELLOS OFICIALES

Durante el turno del australiano James Crawford, se hizo una explicación cronológica, en la que destacó la presentación de un documento presentada en los alegatos escritos de ambos países, donde el presentado por Perú carecía de sellos oficiales y un párrafo que según la defensa chilena, había antecedentes clave.

«Este hecho jurídico no se puede modificar por mucho entusiasmo que se ponga en utilizar la función eliminar en un artefacto informático», señaló el abogado al mostrar ambos documentos en la pantalla.

Crawford finalizó su intervención resumiendo los diez puntos a considerar por la Corte, y puntualizó que «la tarea que tiene esta Corte es interpretar el acuerdo entre las partes, Perú subraya la importancia de la carga de la prueba, está claro que están a la defensiva (…) Este lunes el Perú reconoció que el medio primario para delimitar la frontera marítima es a través de un acuerdo, entienden ambas partes que sí han acordado. He demostrado que había un acuerdo en 1952, y que fue confirmado en 1954».

Wagner tras alegatos de Chile: «No prueban hasta ahora cuándo se firmó tratado de límites marítimos»

El Comercio

El agente peruano ante la Corte de La Haya, Allan Wagner, se pronunció hoy al término de los alegatos chilenos durante la fase oral ante el tribunal internacional.

“Hasta ahora Chile no nos prueba cuándo y dónde se firmó el tratado de límites marítimos entre ambos países (…) nosotros creemos haber probado con amplitud durante las exposiciones orales que la Declaración de Santiago no es ese tratado de límites entre Perú y Chile”, afirmó Wagner.

Chile reiteró hoy que los límites marítimos entre ambos países fueron establecidos por los acuerdos de 1952 y 1954, los mismos que para Perú son de carácter pesquero.

“MI AMIGO KLAVEREN”

Asimismo, Wagner destacó el tono alturado de las ponencias del equipo jurídico chileno que encabeza Alberto van Klaveren.

“Mi amigo Klaveren ha correspondido al tono que tuvo el agente del Perú y esto es muy grato porque es el trato que corresponde a dos países hermanos que tienen una controversia por resolver (…) y una controversia no es un pleito”, señaló.

También destacó “la calidad intelectual de las exposiciones” de los abogados del equipo chileno.

Mencionó que los argumentos expuestos hoy por Chile ya eran conocidos pues estaban contenidos en los alegatos escritos presentados con anterioridad.

“Son argumentos que conocíamos y en su forma de presentación tendremos que volver a estudiarlos”, dijo.

Foto: emol.com