jueves, 6 de diciembre de 2012

Murieron tres famosos centenarios: Niemeyer, Dave Brubeck y la mujer más vieja del mundo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Ayer 5 de diciembre, por coincidencia, murieron tres famosas personas. Dos de ellas atravesaron los cien años y el otro iba por el camino: 92 años.

Nos referimos al renombrado arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, que falleció a los 104 años; a Dave Brubeck, uno de los mejores pianistas y compositores de jazz, nacido en California, Estados Unidos, que murió a los 92 años; y, a Besse Cooper, nacida en el estado de Tennessee, Estados Unidos, que murió a los 116 años. Recibió el Premio Guinness por su longevidad en 2011, a los 115 años.

Oscar Niemeyer Soares

Nació el 15 de diciembre de 1907, en Río de Janeiro, Brasil. Fue uno de los mejores arquitectos brasileños y tal vez del mundo entero. En algunas de sus obras se pueden apreciar el estilo Le Corbusier, de quien fue uno de sus seguidores.

Niemeyer ayudó con sus creaciones a levantar la ciudad de Brasilia, que se constituyó la nueva capital de Brasil. A él se deben el Congreso Nacional, la Catedral de Brasilia, el Palacio de Planalto, que es la sede del gobierno y el Palacio de Alvorada.

Fue miembro del equipo que diseño la sede de la ONU -Organización de las Naciones Unidas- en Nueva York.

Niemeyer se identificó políticamente con las ideas de izquierda, y era amigo personal de varios líderes comunistas, incluyendo Fidel Castro. Sufrió la persecución de la dictadura militar que gobernó Brasil. Se exilió en Francia en 1966, para su bien, ya que a partir de allí comenzó a tener contratos para diversos países, incluyendo Francia, donde creó la sede del Partido Comunista de Francia.

Su oficina quedaba en los Campos Elíseos. Desde allí trabajó para Argelia, que le diseñó la Universidad de Constantina y la mezquita de Argel; para Italia, la sede de la editorial Mondadori; para Portugal, el Pestano Casino Park, etc.

Murió el pianista de jazz Dave Brubeck

Clarin.com

El músico estadounidense se destacó por fusionar el jazz con la música clásica. Mañana iba a cumplir 92 años.

Un día antes de cumplir 92 años, el pianista Dave Brubeck, considerado uno de los más influyentes músicos de jazz de todos los tiempos, falleció hoy a causa de un infarto en un hospital de Connecticut, Estados Unidos. La noticia la confirmó su representante, según informó el diario Chicago Tribune.

Nacido en 1920 en California, el músico actuó hasta una avanzada edad con diferentes grupos y fusionó el jazz con la música clásica.

«Durante toda mi vida la gente quiso meterme en una estantería, pero me aburren», expresó el artista en referencia a su negativa a ser encasillado en un estilo determinado.

Brubeck se hizo famoso en 1951 con el  «Dave Brubeck Quartet«, que integró entre otros el saxofonista Paul Desmond. El pinaista lcanzó popularidad con piezas memorables como «In Your Own Sweet Way» o «Take Five»,  que en 1959 convirtió al álbum Time Out en uno de los más vendidos de la historia del género.

El músico llegó a actuar en el famoso Carnegie Hall de Nueva York y, en 1994, el ex presidente Bill Clinton  le concedió la Medalla de las Artes. El pianista cuenta con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, donde esta tarde se depositarán flores en su honor.

Los cinco hijos del pianista y su hija se dedicaron también a la música.

Muere a los 116 años la persona más vieja del mundo, enemiga de la comida basura

El País

La persona más vieja del mundo era una enemiga de la comida rápida, y decía que por eso la muerte era tan lenta en cazarla a ella. Besse Cooper ha fallecido este martes a los 116 años en una residencia de ancianos de Monroe, un pueblo del Estado de Georgia, en el sureste de Estados Unidos.

El Premio Guinness de los Récords le dio su título de longevidad en 2011, cuando la señora Cooper tenía 115 años. Ella explicó que había vivido tanto porque nunca había metido las narices en los asuntos de los demás y porque siempre había comido bien: «Yo no tomo comida basura«. Besse Cooper se casó en 1924 con un hombre llamado Luther. Tuvieron cuatro hijos. En estos momentos la reina de la vejez tenía 12 nietos y más de una docena de bisnietos y de tataranietos.

En su último día de vida a la señora Cooper le arreglaron el pelo por la mañana. Luego vio un vídeo navideño. Más tarde empezó a tener problemas de respiración. Le pusieron oxígeno en su habitación y se murió tranquilamente a las dos de la tarde. Había nacido en el siglo XIX.

La persona más vieja del mundo nació en el Estado de Tennessee en el año 1896, pero se mudó al vecino Estado de Georgia durante la Primera Guerra Mundial para buscar trabajo de profesora. En su cumpleaños número 115 un músico tocó para ella la canción Tennessee Waltz. Ese día Besse Cooper se comió dos trozos pequeños de tarta.

En la historia de la humanidad solo se conocen ocho casos de personas que hayan vivido hasta los 116 años, y el récord de resistencia a la muerte es de una mujer francesa que murió en 1997 a los 122 años. Se llamaba Jeanne Calment y contaba que había llegado a cruzarse por la calle con Vincent van Gogh. Recordaba que el pintor era un tipo «muy feo». Un año antes de fallecer Jeanne Calment grabó un disco de rap.

Besse Cooper no conoció al pintor que se cortó una oreja a sí mismo ni fue rimadora de hip-hop, pero en Estados Unidos le pusieron su nombre a un puente.

Además, fue una campeona interrumpida de la vejez. Le dieron su título en enero de 2011 y en mayo el Libro Guinness descubrió que una mujer brasileña llamada María Gomes Valentí era 48 días más vieja que ella. La señora Gomes se murió un mes después y Cooper volvió a lo más alto del podio de los ancianos.

El consultor jefe en gerontología del Premio Guinness de los Récords, Robert Young, ha lamentado la muerte de Besse Cooper. La nueva mujer más vieja del mundo tiene 115 años. Se llama Dina Manfredini y también es de Estados Unidos.

Fotos: archdaily.com / showbiz411.com / zinch.com