martes, 11 de diciembre de 2012

Canadienses tienen opiniones divididas en torno a las políticas de inmigración del país

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Jason Kenney

La mayoría de los canadienses «tienen problemas» con los trabajadores extranjeros temporales que “ocupan trabajos que ellos podrían tomar”, según una encuesta sobre el sistema de inmigración del país.

El sondeo  CBC/Nanos revela que 68% de los participantes dijeron que se oponen a permitir que los trabajadores temporales extranjeros lleguen al país si hay canadienses que están buscando trabajo y están calificados para hacerlo. Solo 6% de los participantes no estaban seguros en sus respuestas.

El estudio fue publicado el lunes, horas después de que el ministro de Inmigración, Jason Kenney, diera a conocer el nuevo programa que pretende acelerar la llegada de mano de obra calificada para ciertas áreas.

Kenney dijo que el Skilled Trades Stream permitirá que lleguen al país unos 3.000 trabajadores extranjeros en 2013 y se establecerá para hacer frente a la escasez de trabajadores que hay en Canadá, específicamente en regiones remotas.

El Gobierno Federal está trabajando con las provincias y los territorios para establecer una lista de las ocupaciones que serán “elegibles”. Se prevé que los grupos incluyan electricistas, soldadores, operadores de maquinaria pesada y plomeros.

Ahora bien, el estudio también sugiere que un número importante de canadienses cree  que quienes piden refugio deberían tener derecho a apelar si su solicitud es rechazada, sin importar su origen. 49% de los encuestados respondió que apoyarían o “apoyarían de alguna manera” la idea de un derecho de apelación a los que piden refugio y provienen de países que Canadá estima como “seguros”. 37% se mostraron en contra de esta proposición.

Bajo las nuevas reglas que entrarán en vigencia a partir del 15 de diciembre, tras una modificación del sistema de refugio, el Gobierno Federal creará una lista de países de los cuales los solicitantes serán estudiados más cuidadosamente.

Mientras tanto, 71% de los participantes dijeron que estaban en contra de dar más beneficios a los refugiados, más allá del sistema de salud, y 56% de los encuestados aseveraron que estaban de alguna manera satisfechos con las políticas de inmigración de Ottawa. Pero 44% de ellos aseguraron que estaban decepcionados.

La encuesta CBC/Nanos se realizó entre el 3 y el 4 de diciembre con la participación de 1.000 ciudadanos mayores de 18 años.  No hay margen de error para el sondeo pues se trató de una encuesta en línea.

Foto: Captura de pantalla – CBC