miércoles, 12 de diciembre de 2012

Detenido funcionario boliviano por extorsión al empresario norteamericano Jacob Ostreicher

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El principal acusador de Jacob Ostreicher, fue detenido en Tarija, al sur de Bolivia, acusado precisamente de ser el presunto cabecilla de las red de corrupción, que venía extorsionando al indicado empresario norteamericano.

Se trata del director jurídico del Ministerio de Gobierno de Bolivia, Fernando Rivera Tardío.

En la operación también fueron detenidos el exfuncionario del Ministerio de la Presidencia José Manuel Antezana Pinaya, tres empleados de la Dirección de Registro de Bienes Incautados (Dircabi) y otra persona que era “hombre de confianza de Rivera”.

Está siendo buscado otro exabogado del Ministerio de Gobierno, Efraín Roda Limachi, dos personas propietarias de ingenios azucareros y otras cuatro más.

En total son 13 los implicados.

Jacob Ostreicher, es un empresario estadounidense que llegó a Bolivia para invertir en arroz. Pero algo pasó y está encarcelado en Bolivia desde hace 18 meses.

El actor Sean Penn, aprovechando sus lazos de amistad con el presidente Evo Morales, le ha pedido que libere al empresario.

Informe de EFE

El director jurídico del Ministerio de Gobierno de Bolivia y otros cinco funcionarios fueron detenidos acusados de corrupción y extorsión al empresario estadounidense Jacob Ostreicher, al que supuestamente pidieron $50.000 a cambio de su libertad, informó hoy el Ejecutivo boliviano.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, denunció en una conferencia de prensa que los funcionarios eran parte de una red de corrupción y extorsión investigada desde hace tres meses y con posibles vínculos con miembros del Poder Judicial.

Ostreicher, que llegó a Bolivia para invertir en la producción de arroz, lleva 18 meses encarcelado en la ciudad oriental de Santa Cruz, tras ser acusado de legitimación de ganancias ilícitas (blanqueo de capitales) en un caso de narcotráfico, cargos que él niega.

El abogado del Ministerio de Gobierno y principal acusador de Ostreicher, Fernando Rivera Tardío, fue detenido hoy en la ciudad sureña de Tarija como presunto cabecilla de la red de corrupción denunciada por el ministro Romero.

Según las investigaciones en curso, un juez concedió a Ostreicher la libertad el pasado 23 de septiembre, pero esa decisión fue revocada seis días después debido a que el magistrado fue “presionado” por el abogado Rivera.

Romero explicó que los abogados defensores del estadounidense denunciaron que los extorsionadores exigieron $50.000 a cambio de la libertad de Ostreicher, y al no obtener esta suma, obligaron al juez a cambiar su fallo.

El estadounidense ha pasado las últimas semanas internado bajo vigilancia policial en una clínica de Santa Cruz, pues su salud se ha deteriorado severamente a causa de la enfermedad de Parkinson durante el tiempo pasado en el penal de Palmasola, donde ingresó el 3 de junio de 2011.

Su caso ha provocado la preocupación del Gobierno y de congresistas de Estados Unidos, así como del actor Sean Penn, que en octubre visitó a Ostreicher en prisión para escuchar su versión de los hechos.

En la operación también fue detenido el exfuncionario del Ministerio de la Presidencia José Manuel Antezana Pinaya, acusado de haber vendido para su beneficio parte del arroz decomisado a Ostreicher.

Además, fueron detenidos otros tres empleados de la Dirección de Registro de Bienes Incautados (Dircabi) y otra persona que era “hombre de confianza de Rivera”, según el ministro.

Asimismo se encuentran en busca y captura otro exabogado del Ministerio de Gobierno, Efraín Roda Limachi, dos personas propietarias de dos ingenios azucareros y otras cuatro personas vinculadas al caso, con lo que cual son 13 los implicados.

El ministro Romero aseguró que el Gobierno no tolerará en ningún caso a quienes “cometan, abusos, extorsiones, atropellos, ilegalidades, irregularidades” y pidió que todas las personas, acusados o jueces, que hayan sido presionadas o extorsionadas por los abogados de su Ministerio presenten las denuncias correspondientes.

Romero señaló que la acusación de blanqueo de capitales que pesa sobre Ostreicher debe seguir su curso, si bien con mayor rapidez porque hay un “caso de excesivo retardo de justicia”.

Foto: correodelsur.com