miércoles, 12 de diciembre de 2012

Otorgan libertad condicional a Guy Turcotte, el cardiólogo que asesinó a sus dos hijos

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Comisión decidirá si Guy Turcotte es dejado en libertad

Guy Turcotte es hombre libre, aunque con ciertas condiciones. Un comité decidió otorgar la libertad condicional al excardiólogo, quien asesinó a sus dos hijos en 2009.

La comisión de expertos que siguieron de cerca los problemas mentales que sufría el hombre, dicen que Turcotte todavía representa un peligro para la sociedad, pero “un peligro aceptable”. De igual forma, explican que tendrá que seguir en una intensa psicoterapia para poder mantener sus privilegios.

Esta mañana el Dr. Pierre Rochette, quien trató al antiguo doctor de St-Jérôme, dijo que no se opondría más a otorgar la libertad al hombre, quien se convirtió en una de las personas más polémicas de Quebec en los últimos años.

Según el experto del Instituto Pinel, donde se encontraba Turcotte, el asesino no quiso colaborar en principio, pero con los meses, y luego de una lesión en un tobillo, se mostró más abierto y más colaborador.

Desde entonces ha mejorado al punto que puede salir del instituto. Sin embargo, el comité admitió que queda todavía trabajo por hacer. Todavía no han podido aislar las razones psicológicas que llevaron a Turcotte a asesinar a sus dos pequeños hijos.

El excardiólogo venía disfrutando de algunas salidas sin supervisión, incluso de varios días, en las que no tuvo ningún inconveniente. Durante su testimonio esta tarde dijo que no tuvo problemas al verse rodeado de gente, tomando en cuenta que en un momento manifestó temor por la reacción que podría tener el público por verlo en libertad.

“Cuando tuve mi primer contacto con un bebé, fue positivo, pero luego de pensarlo, sí me hacía revivir algunas cosas”, señaló sobre un encuentro con los hijos de un cercano, según relata el diario La Presse. Así mismo dijo ya no tener rabia hacia su exesposa, Isabelle Gaston.

Guy Turcotte asesinó a sus dos hijos, Anne-Sophie, de tres años, y Olivier, de cinco, apuñalándolos en varias ocasiones en su casa cerca de Saint-Jérôme, al norte de Montreal. El incidente, ocurrido en febrero de 2009, fue producto de la separación de Turcotte y Gaston. El hombre se sintió celoso del hecho que su exesposa ya tenía un novio nuevo y había seguido con su vida.

En julio de 2011 un jurado encontró a Turcotte, quien admitió haber cometido el crimen, como no responsable criminalmente del incidente, por lo que podía ser recluido en un centro psiquiátrico y optar por libertad condicional de manera rápida. Finalmente estuvo menos de cuatro años detenido.

Turcotte dijo hoy que le gustaría hacer trabajo como voluntario, pero el comité que lo revisó admitió que varios organismos han rechazado su solicitud por tratarse de él y la mala visión que tiene la opinión pública.

Foto archivo