jueves, 13 de diciembre de 2012

Heladería de Montreal critica las acciones de un oficial de la Oficina de la Lengua Francesa de Quebec

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Ben & Jerry Montreal OLFQ

Un nuevo incidente sobre el uso del francés en Quebec ocupa los titulares. En esta ocasión es un establecimiento de los populares helados Ben & Jerry’s el que acusa de haber sido intimidado por un oficial de la Office Québécois de la Langue Française (OQLF).

El gerente del comercio de venta de helados señaló que una simple interacción con un cliente se convirtió en una situación incómoda, luego que admitiera ser un oficial de la OQLF, quien, según señala Luke Brown, mostró una actitud “intimidante y amenazadora”.

El encargado del local contó el incidente a la cadena CTV. Señaló que el oficial del organismo provincial no se presentó de manera oficial, sino como un cliente regular que pidió un helado, pero una vez se acercó a la caja y vio el menú en detalle criticó el hecho que habían muchas palabras que destacaban en inglés.

“Le dije que al lado había una lista del menú 100% en francés, pero se fue con un tono amenazante”, según señaló a la cadena de noticias.

Brown admite que no es el primer incidente con la oficina que regula el uso del francés en la provincia, aunque señala que nunca había tenido problemas y que siempre se llevaba el tema con amabilidad.

Martin Bergeron, vocero de la OQLF, dice estar sorprendido por el incidente, señalando que todo tipo de acción del organismo se hace bajo el profesionalismo.

“La gente no está feliz de vernos, pero al menos actuamos profesionalmente, y al hacerlo así ayudamos a que la gente respete el Acta (del uso del francés), lo cual la mayoría hace”, señaló Bergeron a CTV.

Según señaló, el incidente debe tomarse en serio, por lo que iniciarán una investigación.

Ben & Jerry’s siempre ha estado bajo la lupa de los que luchan por el uso del francés en todo tipo de comercios de la provincia. La OQLF señala que el comercio, el cual usa nombres propios para todos sus sabores no está obligado a modificarlos, simplemente debe incluir una descripción en francés, la cual, según Brown, ya tienen.

El gerente de la heladería dice que el problema no es alinearse con las políticas de idioma de Quebec, sino la manera en la que siente que este oficial, quien al parecer no estaba en servicio, lo trató y la forma en la que se dirigió a él.

Foto: captura de pantalla CTV