viernes, 14 de diciembre de 2012

«Canadá no está inmune» a masacres como las de Connecticut, dijo militante por el control de armas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Canadá no está a salvo de masacres como las que sucedieron esta mañana en Connecticut. Peor aún, facilitando el acceso a las armas de fuego, el país se aproxima peligrosamente a la situación estadounidense, denunció Heidi Rathjen, representante del grupo Poly se souvient, según reseña La Presse.ca

«Es la peor pesadilla para todo padre; y es la razón por la cual las familias de las víctimas de la matanza del Polytechnique luchan por un mayor control de las armas. Para impedir que este tipo de hecho se reproduzcan», señala Rathjen, quien era una estudiante del Plytechnique, en la época en que ocurrió la matanza de las 14 jóvenes estudiantes, en 1989.

«Lamentablemente el gobierno conservador hace lo contrario», se lamenta Rathjen. «Canadá se asemeja cada vez más a la situación de Estados Unidos en términos de control de armas. Con la abolición del registro de armas de fuego, el acceso a ellas será mucho más fácil para la gente con malas intenciones», dijo.

La militante hace alusión al hecho que en abril del 2011, un hombre armado de una carabina entró en una escuela primaria de Gatineau, pero fue detenido por una secretaria. Se han producido tiroteos en el Plytechnique, Concordia y en Dawson.

«Canadá no está inmunizada contra estas masacres. Hay muchos factores que contribuyen a este fenómeno, pero las armas de fuego hacen más fácil este tipo de violencia extrema, las más cruel que nos podamos imaginar», continuó Heidi Rathjen.

Por otro lado, la Asociación de Estudiantes de Dawson ofrecieron sus condolencias a los familiares de las víctimas de la escuela primaria de Sandy Hook. «No hay palabras para describir el horror que nos recuerda ahora Connecticut. En este período del año, las familias deberían estar juntas, no destrozadas. Es una tragedia completa», se puede leer en la página Facebook de la indicada asociación.

Su portavoz, Jeffrey Graham recuerda que durante el tiroteo del collège Dawson, el 2006, solamente una estudiante, Anastasia De Sousa, perdió la vida. «Sin embargo, dijo, hubo tanta gente afectada, que no nos podemos imaginar el impacto que puede ocasionar en una escuela primaria»

Por su parte, la Coalition pour le contrôle des armes no han querido comentar inmediatamente sobre la tragedia de Connecticut.

Foto: journalmetro.com