viernes, 14 de diciembre de 2012

Tratado sobre internet de la ONU: EE UU y Canadá en contra de dar más poder a los gobiernos

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

Operación policial permitió identificar a pedófilos en todo el mundo

El debate sobre alguna posible intervención de las Naciones Unidas sobre el uso de internet en los distintos países demostró las fuertes diferencias ideológicas entre naciones.

Representantes de todos los países se encuentran en Dubai para analizar la redacción de un documento que de algunos lineamientos sobre los límites que tendrían los gobiernos para controlar internet.

Por un lado, los países occidentales, liderados por Estados Unidos y Canadá, criticaron los proyectos debatidos hasta ahora, los cuales califican como una puerta trasera para restringir más el acceso a las comunicaciones por la red.

De otro lado está un bloque en el que destaca China, Rusia, varios países árabes y africanos, los cuales piden más poder para la ONU en torno al uso de internet y piden debatir el hecho que Estados Unidos y Canadá tienen el dominio en materia de internet.

Según reseña la agencia AP, muchos debates han sido sobre el lenguaje utilizado en las clausulas, el cual podría crear malinterpretaciones sobre si se está hablando de cómo regular algunas prácticas comerciales o si se refiere a las libertades que tendrán los ciudadanos en el uso de la red.

Por 10 días se han venido dando las negociaciones para modificar los lineamientos que tiene la ONU sobre las telecomunicaciones, algo que no se hacía desde el año 1988, antes del nacimiento de internet.

Estados Unidos y Canadá lograron eliminar muchas clausulas, pero otros países lograron agregar postulados que le darán más poder a los gobiernos para intervenir en ciertos casos.

Terry Kramer, embajador de los Estados Unidos, dijo que no podía firmar el tratado tal como está ahora. “Las políticas de internet no deberían ser determinadas por los Estados, sino por los ciudadanos, las comunidades y las gran sociedad entre el sector privado y la sociedad civil”, señaló el diplomático.

Canadá comparte esa visión. El ministro de Industria, Christian Paradis, señaló en un comunicado que no firmó el tratado porque lo consideraba una amenaza a una internet accesible y abierta.

Así mismo señaló que podría tener fuerte impacto en la manera que muchas empresas hacen negocios a través de la red.

“Nuestro gobierno continuará apoyando una internet abierta y accesible que facilite el desarrollo económico y la prosperidad”, dijo Paradis en un comunicado.

En la otra acera, el delegado de Irán señaló que es necesario encontrar un balance entre las libertades de internet y las necesidades de los países.

El bloque occidental intentará modificar algunas partes del documento antes del viernes, cuando se tiene planeado el cierre de la reunión.

Foto: Flickr – Travis Isaacs (CC)