lunes, 17 de diciembre de 2012

Las medidas de austeridad castigan más a las mujeres, según la OCDE

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Mujer Silueta - Flickr

Las medidas de austeridad que se han venido aplicando en varios países europeos pueden profundizar la desigualdad entre los hombres y las mujeres en el mercado laboral, según explicó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En un reporte titulado «Desigualdad hombres-mujeres: es tiempo de reaccionar», la OCDE demuestra el impacto negativo de las políticas de austeridad en la tasa de actividad de las mujeres. Por ejmplo, estas medidas han generado despidos masivos en el sector público, donde las mujeres representan el 60% de los trabajadores. Algunas reducciones de gastos debilitan igualmente las políticas familiares, lo que parece ser perjudicial para las féminas, reseña AFP.

La OCDE precisa igualmente que “en ciertos países, la política de austeridad y el enfoque del regreso al empleo a las personas sin trabajo ponen en riesgo el tema de la igualdad entre hombres y mujeres”. Los gobiernos incitan a las empresas a crear puestos de trabajo, sin importar los salarios ni las condiciones de trabajo.

Por otra parte, los programas públicos están diseñados, en esencia, a suavizar el efecto de la pérdida de trabajo en sectores mayoritariamente masculinos, como la industria manufacturera.

Sin embargo, el trabajo femenino es un factor de desarrollo económico importante, destaca la organización, la cual calcula que una tasa de actividad idéntica para los hombres y las mujeres puede generar una bonificación de 12% del PIB de un país en un período de 20 años.

En los países miembros de la OCDE, los hombres ganan -en promedio- 16% más que las mujeres para una actividad similar a tiempo completo. La brecha es aun más marcada en la cumbre de la escala salarial, donde puede llegar a 21%, lo que prueba que es una realidad que no desaparece aún.

En las familias que tienen uno o varios hijos, la brecha del salario llega a 22%. La penalidad salarial vinculada a la maternidad es, en promedio, 14% en los países miembros de la OCDE.

Las desigualdades de remuneración aumentan los riesgos de que las mujeres vivan en pobreza, según la institución. Trabajan menos tiempo y, además, asumen la mayoría de las tareas domésticas. Todo esto se traduce en una jubilación más débil. Con una esperanza de vida de seis años más que los hombres, las mujeres de más de 65 años tienen una vez y media más de riesgos de conocer la pobreza que los hombres de la misma edad.

Foto: Flickr – gustavo.tejal